Un fallo en la colocación de un potente coche bomba en Logroño evita un nuevo atentado de ETA

La explosión de esta madrugada correspondió al detonador de la carga de entre 60 y 80 kilos colocada por la banda en un vehículo

Madrid / Logroño - 10 sep 2007 - 12:45 UTC

El coche cargado con 61 kilos de explosivo, desactivado por los Tedax a primera hora de esta mañana, en la delegación del Ministerio de Defensa de Logroño había sido robado en Francia la semana pasada, según ha explicado el Secretario de Estado de Seguridad. El vehículo no ha llegado a explotar por un fallo en el cordón detonante. Este atentado frustrado de la banda terrorista ETA ha cosechado la condena de grupos políticos y agentes sociales. Una concentración encabezada por el Gobierno de La Rioja ha protestado por el atentado.

Más información

El vehículo, un Ford Fiesta de color verde, fue robado el pasado lunes, 3 de septiembre, en el Departamento 81 de Francia. Llevaba placas de matrícula falsas de un coche de la misma marca de Fuengirola (Málaga), que habían sido dobladas con una troqueladora robada por la banda en la localidad guipuzcoana de Usurbil, en el año 2002. El número dos del Ministerio del Interior ha felicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por el trabajo realizado y ha expresado "la más absoluta condena" del Ejecutivo al intento de atentado de ETA en Logroño. En este sentido, ha incidido en que "el camino de la violencia" elegido por ETA es "el camino de su fin" y que a la banda terrorista sólo le espera "la cárcel" y "su eliminación". Camacho ha afirmado que el explosivo estaba dentro dos ollas de tipo industrial, que habían sido colocadas en el maletero del coche, unidas a un bidón de líquido inflamable de cinco litros, para que ardiera después de la explosión.

El relato de los hechos

En torno a las 23.10 horas de ayer, se recibió una llamada de un comunicante anónimo que avisó en español en nombre de ETA de la colocación del artefacto ante la Delegación de Defensa en Logroño y de su explosión a las 23.30 horas. La Ertzaintza y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado habilitaron entonces el correspondiente operativo de seguridad y a las 23.25 horas se registró una primera explosión "de baja intensidad".

Tras esa deflagración, según Camacho, los expertos policiales iniciaron sus pesquisas para determinar si había una mayor cantidad de explosivos en el coche, cuyo maletero apuntaba directamente a la fachada del edificio gubernamental, tal y como ocurrió con el vehículo que explotó frente a la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya). Fuentes de Interior señalaron que el hecho de que el coche apuntara directamente a su objetivo, unido a la poca potencia de la deflagración, llevó a pensar a los investigadores desde el principio que podría haber una mayor carga explosiva y que ésta no había explotado por un fallo o porque pudiera ser una bomba trampa.

El artefacto fue finalmente neutralizado por un robot de los TEDAX a las 6.00 horas y se comprobó que estaba compuesto por dos ollas de tipo industrial y una garrafa con líquido inflamable. Camacho afirmó que no estalló por un fallo del cordón detonante y que el artefacto era de tamaño "medio", por lo que hubiera causado daños materiales considerables.

Condena unánime

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que la respuesta del Ejecutivo ante ETA seguirá siendo la unidad de los demócratas, la eficacia policial y el rigor en la aplicación de la Justicia, y ha dicho que, "aunque no hay fórmulas mágicas", los terroristas acabarán "entre rejas".

El presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha expresado su más enérgica condena por el acto terrorista y ha realizado un nuevo llamamiento "a la unidad política, judicial y policial para que la democracia destierre definitivamente el terrorismo de España". El PSOE de La Rioja ha condenado "enérgicamente" la colocación del coche bomba en la capital riojana. Y también ha reclamado, a través de un comunicado, la unidad de los demócratas. Los socialistas han señalado que aunque "afortunadamente" el artefacto falló y no llegó a explosionar, el PSOE de La Rioja condena con "rotundidad" la última actuación de los etarras que durante la pasada noche ha roto "la normalidad y la tranquilidad de los logroñeses".

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha trasladado al Gobierno el apoyo de su partido "para combatir y luchar" contra el terrorismo, pero advirtió de que el Ejecutivo no podrá contar con los populares para utilizar "ninguna otra estrategia" en materia de política antiterrorista.

El detonador explosionó pero no así la carga de más de 100 kilos colocada por la banda en un coche. CNN+

Lo más visto en...

Top 50