Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teresa de Calcuta perdió la fe

La madre Teresa estuvo atormentada por una crisis de fe que duró 50 años

La Madre Teresa de Calcuta, premio Nobel de la Paz, tuvo durante casi 50 años dudas de fe, según informa hoy la revista Time Magazine, difundida por la web de la Cadena SER, en base al contenido de cartas aún no publicadas.

El nuevo libro Mother Teresa: Come Be My Light (El secreto de la madre Teresa) incluye, entre otros, la correspondencia de la fundadora de la orden de las Misioneras de la Caridad con sus confesores y acompañantes religiosos.

Los escritos personales de la madre Teresa, que serán publicados en septiembre, presentan una cara muy poco conocida de la religiosa cuya imagen pública era la de una mujer que confiaba en su fe. El material, que no había trascendido hasta ahora, se comercializará como un único volumen en Italia. Las misivas de la Madre Teresa fueron recogidas por varios miembros de la iglesia católica cuando ésta murió a la edad de 87 años en 1997; algo que iba en contra de sus deseos. Ella quiso que, tras su muerte, sus cartas fuesen quemadas, lo que la Iglesia desoyó.

Confesiones al recibir el Nobel

El 11 de diciembre de 1979, la madre Teresa de Calcuta viajó a Oslo (Noruega). Vestía su habitual sari azul y calzaba, de manera desafiante, sandalias que dejaban sus pies al descubierto en una ciudad que en esas fechas registra temperaturas bajo cero. Agnes Bojaxhio, su verdadero nombre, se había trasladado a la ciudad nórdica para recibir pocos días después el Premio Nobel de la Paz. La suya era una trayectoria dedicada a los más desfavorecidos, ante todo alimentada por sus férreas creencias cristianas. Pero Teresa de Calcuta tuvo dudas, incluso entonces. Luego reconocería que la incertidumbre la acompañó a lo largo de 50 años. En una carta remitida al reverendo Michael van der Peet tres meses antes de recibir el reconocimiento internacional, Teresa confesaba a su amigo: "Jesús tiene un fuerte amor por ti. Pero por mí? los silencios son demasiado. Miro y no veo. Escucho y no oigo. Te pido que reces por mí. Ruégale que me eche una mano".

El autor del libro publicado por la editorial estadounidense Doubleday, el padre Brian Kolodiejchuk, reunió las cartas como material para postular la beatificación de la Madre Teresa. La religiosa había pedido que su correspondencia sea destruida, pero la Iglesia no respetó su deseo.

Albanesa, aunque nacida en Skopje, actual capital de Macedonia, la Madre Teresa se hizo famosa ante todo por su trabajo en los barrios pobres de la India. Tras su muerte en 1997, en octubre de 2003 fue beatificada. En la actualidad se están realizando los preparativos para su santificación.