Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un guarda forestal por el incendio que ha arrasado 2.500 hectáreas en Gran Canaria

El detenido fue el primero en dar aviso del fuego y ha confesado haberlo provocado porque su contrato terminaba el próximo 30 de septiembre

El detenido como presunto autor del incendio que ha arrasado 2.500 hectáreas de pinar en la cumbre de Gran Canaria es un agente forestal, que se confesó y admitió haber provocado el fuego, que comenzó ayer y continúa sin controlar, según una nota de la Guardia Civil.

Según el comunicado, el detenido identificado como Juan Antonio Navarro Armas y de 34 años, desempeñaba labores de vigilante forestal tras ser contratado por el Cabildo el pasado 1 de julio, si bien su contrato terminaba el próximo 30 de septiembre, motivo por el que provocó el fuego, indica la nota.

Navarro Armas, de 37 años y vecino de Tejeda, uno de los municipios afectados por el incendio, fue quien dio el primer aviso de la existencia del incendio llamando vía telefónica al Centro Coordinador de Prevención de Incendios (Cecopin), según ha informado la Guardia Civil. En una segunda llamada al mismo centro afirmó haber visto a dos jóvenes corriendo en el lugar del conato pero, cuando la Guardia Civil acudió a entrevistarse con él, observó una serie de contradicciones en su versión sobre cómo sucedieron los hechos.

Primer aviso

Por ello, fue trasladado hasta dependencias oficiales, donde se le sometió a un interrogatorio durante el cual confesó y admitió ser el autor del incendio, refiere el comunicado. Según su propia y definitiva declaración, el detenido salió el viernes de su casa en su vehículo dirigiéndose al punto fijo de vigilancia donde trabaja, situado en La Alsandara (Tejeda). Durante el trayecto se apeó del coche y con unas cerillas prendió fuego al monte y llamó por el móvil para dar la alerta del incendio, posteriormente, tras llegar a su punto de trabajo, volvió a llamar al Cecopin, y fue cuando contó que había visto a dos jóvenes sospechosos, que en su declaración ha reconocido que era mentira.

El incendio ha devastado unas 2.500 hectáreas, la mayoría de pinar, en Monte de Pajonales, en la zona de la cumbre de Gran Canaria, y la alta temperatura en la isla, por encima de los 40 grados, el bajo índice de humedad y el fuerte viento, unido a la difícil orografía y a la vegetación del lugar, con predominio de pinares, complican la extinción de las llamas.

El Ejército ha enviado a Tejeda (Gran Canaria) personal y medios de un destacamento de la Unidad Militar de Emergencias (UME) por la situación de emergencia que se vive en la isla. Las llamas son muy elevadas por la intensidad en que sopla el viento, y su altura sobrepasa en ocasiones los 8 metros.

Vecinos desalojados en Córdoba

Por otra parte, un grupo de entre 50 y 70 vecinos de la urbanización Las dos Columnas de la Sierra de Córdoba ha sido desalojado esta tarde de sus viviendas como consecuencia de un incendio que quedó controlado sobre las 19.20 horas, según han informado fuentes de Emergencias 112.

Las llamas no afectaron a ninguna persona ni a las viviendas, por lo que todo apunta a que los vecinos, trasladados temporalmente a la piscina de la urbanización, podrán volver en breve a sus casas. Agentes del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Córdoba han explicado que hasta el lugar del fuego se trasladaron unos quince miembros, entre bomberos y conductores, en cinco vehículos. Por su parte, el Plan INFOCA han informado de que también se han trasladado dos grupos de apoyo, dos vehículos autobomba, cuatro retenes especialistas y cuatro técnicos y agentes de medio ambiente.

El incendio se originó sobre las 13.30 horas en el paraje conocido como Monte Aguardientera y aunque en un primer momento se dio por controlado dos horas después, las llamas se reavivaron a las 17.00 horas.