Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos 500 trabajadores y vecinos brindan por la sentencia del Severo Ochoa

Volverán a manifestarse en septiembre para exigir el reingreso en sus puestos de los profesionales apartados por el 'caso Leganés'

Unas 500 personas, entre trabajadores, médicos, sanitarios y vecinos de Leganés, así como políticos y representantes de sindicatos, han brindado hoy con cava a las puertas del hospital de Leganés. Celebraban la sentencia de inocencia del equipo de urgencias en el llamado caso Leganés, un personal que exigen ahora que sea readmitido en sus puestos de trabajo.

Los concentrados se reúnen desde hace 28 meses todos los miércoles y la de hoy es la última protesta. Entre los que estaban el doctor Luis Montes y otros médicos del centro, el ex alcalde de Leganés y diputado regional José Luis Pérez Ráez y concejales de PSOE e IU de Leganés, que han coreado lemas como "por la dignidad del hospital", "somos inocentes" o "así, así ni un paso atrás, todos por el hospital".

Ésta será la última de las concentraciones, "de momento", a las puertas del Severo Ochoa, según Isabel Serrano del sindicato CC OO, porque "volveremos en septiembre para conseguir que los médicos y los profesionales que han sido injustamente tratados, sean restituidos en sus cargos".

Esperando noticias de la Administración

Según Serrano, "pedimos al nuevo consejero de Sanidad (Juan José Güemes) que si quiere que vuelva la armonía y la tranquilidad como la que vivíamos hace 28 meses, debería restituir en sus cargos a los médicos y sanitarios represaliados por la situación que se ha dado en el hospital".

Serrano ha añadido que están "abiertos al diálogo con la administración" y que serán "benévolos para saber qué se hace con esas personas inocentes que han sufrido en los últimos 28 meses las críticas y las represalias de la actual Administración regional del PP".

Los trabajadores del Severo Ochoa, pese a conocer la decisión judicial del juzgado número 7 de Leganés, que archivó la causa contra los médicos del servicio de urgencias por un posible caso de sedaciones irregulares, anuncian que volverán a celebrar las concentraciones semanales a las puertas del centro a partir del 5 de septiembre si no reciben "noticias de la nueva Administración sanitaria regional".