Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero dice que las tropas están más seguras que con Aznar

Rajoy califica de "vergüenza" que los blindados no cuenten con inhibidores y el presidente le contesta que el PP nunca se preocupó de usar sistemas antibomba en sus ocho años de mandato

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy en el Congreso que las tropas españolas en el exterior disponen ahora de los "mejores medios de seguridad" que nunca han tenido en la historia . Además, ha asegurado que si tanto le preocupa al Partido Popular la seguridad de los soldados podría haber pensando "una sola vez en lo que representan los inhibidores" durante los ocho años de gobierno de José María Aznar.

Zapatero ha respondido en el pleno de la Cámara a una pregunta del líder del PP, Mariano Rajoy, sobre las medidas de seguridad de los militares españoles tras la muerte de seis de ellos en el Líbano, en un atentado que ha calificado de "vergüenza" porque perecieron en un vehículo que carecía de inhibidores de frecuencia (mecanismos electrónicos que impiden accionar una bomba por control remoto). Esta mención del jefe de la oposición ha provocado un duro enfrentamiento con Rodríguez Zapatero, quien le ha replicado de forma rotunda: "La vergüenza y la demagogia más burda son sus palabras".

Mariano Rajoy ha hecho notar que el atentado del domingo en el sur del Líbano fue muy similar al que costó la vida en febrero pasado a la soldado Idoia Rodríguez en Afganistán, quien viajaba en un vehículo blindado BMR que tampoco tenía inhibidor de frecuencia, y ha instado al presidente a explicar qué iba a hacer ahora. Zapatero ha negado que ese caso se pudiera comparar con el atentado del domingo y ha recordado que la seguridad de los soldados "ha sido una preocupación constante del Gobierno" y ha revelado que los primeros inhibidores se instalaron en el verano del 2005, con el PSOE en el Ejecutivo, en tanto que en ocho años de Gobierno del PP no se había equipado con ninguno a los vehículos militares fuera de España.

Instalación de inhibidores

El presidente ha explicado también que en otoño pasado el Estado Mayor de la Defensa decidió implantarlos en todos los vehículos en el exterior pese a que esta medida "no garantiza obviamente" que se evite un ataque terrorista. La empresa que fabrica estos mecanismos, prosiguió, los está entregando desde el mes de mayo y el proceso de instalación ya ha comenzado, aunque lleva un tiempo porque es muy complejo técnicamente.

A Rajoy no le han convencido las explicaciones de Zapatero y, tras espetarle que lo ocurrido enLíbano "es una vergüenza", le ha recordado que cuando el PP apoyó enviar tropas a este país y a Afganistán le pidió que "dijera la verdad" porque los soldados "se iban a jugar la vida" y que garantizara su seguridad. Desde entonces, el PP ha preguntado al Gobierno en el Congreso y el Senado por la seguridad de las fuerzas en el exterior y, sin embargo, o no ha tenido respuesta o ha consistido, en "hablar mal del Gobierno anterior" como, a su juicio, hoy también ha sucedido.

Primera declaración

Zapatero ha hecho hoy su primera declaración pública sobre el atentado que el pasado domingo acabó con la vida de los seis soldados. Lo ha hecho antes del inicio de la sesión de control en el Congreso. Desde la tribuna, el jefe del Ejecutivo ha expresado "el reconocimiento y el respaldo a la valiosa y heroica labor" del contingente español en el país árabe, sacudido por una guerra que enfrentó el pasado verano a la milicia de Hezbolá con Israel. "Hemos pagado un precio muy alto, pero no se alterarán nuestro compromiso con la paz en Oriente Medio, ni faltará nuestro apoyo a Naciones Unidas como actor principal para conseguirla", ha proclamado el presidente.

En tono solemne, ha ido nombrando uno a uno a los seis soldados fallecidos, de los que ha dicho que "siempre serán nuestros y siempre estarán con nosotros", lo que ha levantado los primeros aplausos en el hemiciclo. "Vivían juntos, patrullaban juntos y juntos dieron su vida por la misma causa", ha añadido. "Su causa era la causa de la paz y la solidaridad, la causa por la que nuestro Ejército y la Guardia Civil están en Líbano con un triple respaldo: legal, político y moral". "Están allí con el apoyo de todos los grupos de esta camara a propuesta del Gobierno", ha seguido. "En una zona muy peligrosa, ayudando a la población local y ayudando a la reconstrucción. Aportando su esfuerzo y sacrificio, para contribuir a establecer condiciones de estabilidad".

Reproche de Rajoy

Después de hacer un extenso repaso en clave positiva de los resultados del último Consejo Europeo de Bruselas, Zapatero ha decido la palabra a Mariano Rajoy, que lo primero que ha hecho desde la tribuna de oradores es reprochar al presidente que haya esperado hasta hoy para pronunciarse sobre el atentado de Líbano. "Me hubiera gustado que se hubiera dirigido al conjunto de la nación [el mismo día del ataque] y no hubiera esperado hasta hoy", ha dicho.

Eliminar riesgos

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha afirmado que el Estado Mayor de la Defensa "se ha ocupado" de que se "elimine con inmediatez" en Líbano "cualquier riesgo" de atentado con explosivos activados a distancia, hasta que no haya inhibidores de frecuencia en los vehículos militares. José Antonio Alonso ha recordado además el Ejército español no ha tenido "nunca" inhibidores "en ninguna misión" en el exterior, hasta que el Gobierno decidió su implantación en el verano de 2005 para la misión de Afganistán.Alonso no ha precisado, en declaraciones a TVE, cuándo estarán instalados los inhibidores encargados para la misión de Líbano, y recalcó que dará información "punto por punto" sobre su proceso de adquisición e instalación en el Congreso de los Diputados.Además, el titular de Defensa ha insistido en que ninguno de los contingentes desplegados bajo mando de la ONU en Líbano había dotado a sus fuerzas de estos aparatos, y en que el riesgo de que hubiera un atentado de estas características en Líbano "era bajo".

Más información