Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos urbanísticos

Matas: "No estoy dispuesto a que unos pocos pongan en peligro la honradez del Gobierno balear"

La oposición exige al presidente balear que dimita por el 'caso Andratx' de corrupción urbanística

El presidente balear, Jaume Matas (PP), se ha defendido esta mañana en el Parlamento de las islas a las duras críticas de la oposición por el caso Andratx de corrupción urbanística, por el que está imputado el director general de Ordenación Territorial del Ejecutivo y se encuentran en prisión el alcalde y un funcionario público. Matas ha calificado su actuación en el caso de "intachable y transparente" y ha remachado: "No estoy dispuesto a que el comportamiento de unos pocos pueda poner en peligro la honradez, la honestidad de este Gobierno".

Así ha respondido Matas a una interpelación de la portavoz del Partit Socialista de Mallorca Entesa Nacionalista (PSM), Joana Lluisa Mascaró, que le ha pedido "todas las explicaciones necesarias" y le ha espetado: "Es hora de dimitir, es hora de devolver la dignidad a la vida política de estas islas". Matas, que ha recriminado a Mascaró y a la portavoz del PSIB-PSOE, Francina Armengol, que estén haciendo "campaña" con este caso, ha reconocido que tiene "toda la responsabilidad" en la incorporación al PP del ex alcalde de Andratx Eugenio Hidalgo, pero ha añadido sobre su responsabilidad ante la Justicia: "Yo no estoy acusado de nada".

Este enfrentamiento se produce después de que el PP se abstuviera ayer, junto con Unió Mallorquina, en la votación para debatir una moción de urgencia para condenar el escándalo presentada por PSOE, el PSM y EU-EV en el Consell de Mallorca -con competencias en urbanismo-, lo que impidió su debate.

El juez que instruye el caso, el titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma Álvaro Latorre, decretó ayer prisión comunicada y sin fianza para el ex primer edil de ese municipio y el funcionario de obras Jaume Gibert. Según las diligencias del caso, que ya suman más de 2.000 folios, de los que una buena parte sigue bajo secreto, los imputados maniobraron, presuntamente, en la injusta concesión de licencias urbanísticas, firmaron certificaciones ilegales de suelo en Andratx, participaron en pelotazos, cobros de sobornos y el blanqueo de capitales, llegándose a documentar hasta medio centenar de supuestos delitos de prevaricación. Los fiscales han detectado tres operaciones con solares y licencias en Andratx de Hidalgo y Gibert.

El PP sostiene que lo sucedido en el municipio "es un caso aislado" que afecta "a una persona concreta". Sin embargo, para el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha manifestado hoy que a Matas le están "salpicando" los casos de "especulación urbanística" que se están destapando y que, a su juicio, constituyen "el ABC de la política balear".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares opina también que el caso Andratx es "cada vez más el 'caso Matas'" porque ha contado con "la protección" del Gobierno balear. En este sentido, siguen coleando las reuniones que Matas mantuvo con Hidalgo días antes de su detención. Matas asegura que no tiene "ningún problema" en explicar al juez el contenido de esta conversación y que "bajo ningún concepto" sabía que Hidalgo podría haber destruido documentación antes de reunirse con él.