Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos en Bilbao tras tratar de quemar a dos policías municipales

La Ertzaintza impidió realizar el trayecto previsto a la manifestación en apoyo del preso de ETA Iñaki de Juana en San Sebastián

Varios desconocidos atacaron dos sucursales bancarias una de La Caixa y otra del Banco Popular al que quemaron el cajero
Varios desconocidos atacaron dos sucursales bancarias una de La Caixa y otra del Banco Popular al que quemaron el cajero EFE

Dos personas han sido detenidas esta tarde en Bilbao después de rociar con spray a un policía municipal y con gasolina a otro con la intención de prenderles fuego, según fuentes municipales y del departamento vasco de Interior. También sobre las ocho y cuarto de la tarde, en la calle Sombrerería del Casco Viejo de Bilbao, desconocidos lanzaron piedras y cócteles molotov contra dos sucursales bancarias tras una manifestación convocada por la ilegalizada Segi ante la sede del PSE.

Poco después de las ocho y cuarto de la tarde, dos policías locales que formaban parte de un dispositivo antibotellón en la plaza Unamuno (ubicada en el casco Viejo), fueron atacados por un grupo de encapuchados, que lanzaron piedras y rociaron con spray a uno de los agentes y con gasolina al otro para quemarles. Sin embargo, comerciantes y hosteleros de la zona, así como otros agentes de la Policía Municipal que acudieron al lugar en ayuda de sus compañeros lograron frustrar el ataque.

Antes de darse a la fuga, uno de los encapuchados lanzó un cóctel molotov contra el coche patrulla de los policías agredidos. Las llamas no causaron daños personales y fueron sofocadas con prontitud.

La Policía Municipal logró detener a uno de los participantes en el ataque antes de que pudiera huir. Se trata de un joven de 18 años de edad, vecino de Sestao (Vizcaya), que ha sido puesto a disposición de la Ertzaintza. La Policía Vasca, por su parte, arrestó a un segundo joven también relacionado con estos hechos.

Manifestación de Segi

Previamente, sobre las ocho y cuarto de la tarde, en la calle Sombrerería del Casco Viejo de Bilbao, desconocidos lanzaron piedras y cócteles molotov contra una sucursal de Banco Popular y otra de la Caixa. Además, los radicales también cruzaron varios contenedores en la calle Correo y prendieron fuego a uno de ellos.

Los incidentes registrados en el Casco Viejo de Bilbao estuvieron precedidos de una manifestación convocada por Segi a las siete de la tarde frente a la sede del PSE en Bilbao, emplazada en la alameda Rekalde. En este punto, varios participantes cruzaron contenedores tanto en alameda Rekalde como en algunas vías aledañas y lanzaron piedras contra la Ertzaintza, que se vio obligada a cargar y disolver la marcha.

Marcha en San Sebastián

La Ertzaintza impidió realizar el trayecto previsto a la manifestación en apoyo del preso de ETA Iñaki de Juana, convocada ayer por la tarde en el Boulevard de San Sebastián, y que había sido prohibida la Audiencia Nacional por la presunta vinculación de esta convocatoria con la organización ilegalizada Askatasuna. Los cerca de 300 participantes optaron por discurrir por la parte vieja de la capital guipuzcoana al ser cortado el paso en el Boulevard por dotaciones de la Ertzaintza que informaron de la prohibición del acto.

La manifestación partió pasadas las siete y media de la tarde del Boulevard donostiarra, encabezada por una pancarta con el lema "Euskal herriari txantairik ez. Iñaki kalera orain", recorrió unos metros y la cabecera paró para que el portavoz de Askatasuna Joxean Agirre hiciera declaraciones a los medios.

Agirre declaró que "mientras no se paren agresiones como la condena a De Juana y no se garanticen derechos básicos como el de manifestación, es difícil pensar que pueda salir adelante el proceso" y llamó a todos los agentes a "blindar" el camino que permita avanzar hacia la paz. Una vez hechas, agentes de la Ertzaintza hicieron una barrera para impedir el paso y uno de los ertzainas informó a Agirre de la prohibición de la manifestación y le dio diez minutos para dispersarse, si no, cargaban.

Entonces, los manifestantes dieron media vuelta y se encaminaron hacia la parte vieja, por donde transcurrieron con gritos como "Estado español Estado terrorista", "PSOE carcelero", "Garzón fascista" o "PNV español".