Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas se manifiestan en varias ciudades para rechazar el diálogo con ETA

La convocatoria coincide con el noveno aniversario del asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco

Miles de personas se concentraron en varias ciudades españolas para mostrar su rechazo al diálogo del Gobierno con ETA y para recordar el espíritu de Ermua, el que unió a PP y PSOE en su rechazo al terrorismo tras el asesinato del concejal popular de la localidad de Ermua Miguel Ángel Blanco el 12 de julio de 1997, hace nueve años.

En Madrid, frente al Monumento de la Constitución, se reunieron varios miles convocados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el Foro de Ermua, cuyo presidente, Mikel Buesa, estuvo en la concentración.

El lema de la concentración fue Rendición, en mi nombre NO y contó con la participación de dirigentes del PP como el secretario general del partido, Ángel Acebes; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el secretario de Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa; el ex alcalde de la capital José María Alvarez del Manzano y la concejal del Ayuntamiento de Madrid Ana Botella, esposa del ex presidente del Gobierno José María Aznar. Además, estuvo la militante socialista Gotzone Mora, quien dijo que se viven "unos momentos negrísimos en la historia de España".

La gran afluencia de ciudadanos motivó que los asistentes fueran tomando la plaza de San Juan de la Cruz, lo que obligó a cortar en ambos sentidos el tráfico en el Paseo de la Castellana. Corearon consignas como "Zapatero, cómplice de ETA", "11-M, golpe de estado" o "Acebes no mintió".

5.000 en Valladolid

Unas 5.000 personas rechazaron en la plaza de San Pablo de Valladolid el diálogo con la banda terrorista y pidieron que vuelva el espíritu de Ermua. Los manifestantes, que han pedido que no se ceda al "chantaje de los asesinos". Tras guardar un minuto de silencio, que se rompió con un sonoro aplauso, se leyeron cuatro comunicados por parte de personas que han sido víctimas ellas o sus familias.

En varias ciudades de Andalucía han sido unos 6.000 los asistentes. En Sevilla, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, mostró su desconfianza hacia un Gobierno, el de José Luis Rodríguez Zapatero, que, dijo, "está mintiendo a todos los españoles". En Santander han sido unas 5.000 las personas congregadas que han defendido la "rebelión cívica". En Extremadura, la convocatoria reunió a unas mil personas en Cáceres y a otras tantas en Badajoz. En Oviedo, fueron varios cientos los manifestantes.

Otras ciudades que han acogido concentraciones similares han sido Alicante, A Coruña, Barcelona, Bilbao, Huesca, Lugo, Murcia, Ourense, Palencia, Salamanca, Valencia, Vigo, Vitoria y Zaragoza.