En libertad los cinco ladrones sorprendidos 'in fraganti' en un banco de Madrid

El fiscal no solicitó la medida de prisión preventiva.- Los GEO relacionan a la banda con al menos 15 asaltos a entidades bancarias

Los cinco miembros de una banda de atracadores de bancos, que operaba principalmente en la localidad madrileña de Aravaca, que fueron detenidos el pasado 8 de junio, cuando intentaban entrar en una entidad bancaria por el conducto de ventilación han sido puestos en libertad ya que el fiscal no solicitó la medida de prisión preventiva. La policía relaciona al grupo con el asalto al menos 15 entidades bancarias. Siempre utilizaban el mismo método: entraban por el tubo del aire e intimidaban al personal de seguridad.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que el pasado sábado se encontraba de guardia, ha dejado en libertad a los cinco hombres detenidos el pasado día 8 mientras intentaban atracar una sucursal bancaria situada en la calle Mota del Cuervo de Madrid, ya que el fiscal no solicitó la medida de prisión preventiva.

Los arrestados, todos ellos españoles, vigilaban durante días las entidades bancarias y elegían siempre la hora de apertura de las sucursales para comerter el delito. Ese era el momento que los atracadores aprovechaban para retener a los directores, intimidarlos con armas de fuego y obligarles a abrir la caja fuerte. En febrero hirieron a una persona durante un atraco en la localidad madrileña de Aravaca.

Este modus operandi ya es conocido por la Policía. Los atracadores seleccionaban un establecimiento bancario y establecían turnos de vigilancia con el objetivo de conocer a su director, la hora de llegada de los empleados, así como todas las circunstancias que rodeaban la apertura de la entidad.

Con estos datos en su poder, elegían día y esperaban la llegada de la persona encargada de abrir la sucursal, a la obligaban, amenazándola con armas de fuego, a entrar en el banco. A continuación, esperaban la llegada de los demás empleados a los que iban reteniendo en el interior hasta la hora de apertura de la caja fuerte. Obligaban al director a abrirla y huían rápidamente. Siempre actuaban encapuchados y con guantes.

Canal de ventilación

El otro modo de proceder que empleaban y por el que fueron atrapados es más novedoso, aunque conocido por las películas de Hollywood. Consistía en elegir una sucursal y manipular los conductos de ventilación y del aire acondicionado, con el fin de dejarlo todo preparado para acceder al interior a través de ellos. Después, se introducían en el canal de ventilación y esperaban la llegada del director de la sucursal. Una vez este en el interior de la oficina, se descolgaban desde el falso techo y atracaban la sucursal con un procedimiento similar al anterior.

En este caso estaban intentando atracar una sucursal en la madrileña calle Mota del cuervo cuando los GEO los arrestaron. Uno de los detenidos vive en un Centro de Reinserción Social.

Lo más visto en...

Top 50