Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana se querellará contra los empresarios que le implican con el 'caso Terra mítica'

La Fiscalía investiga las cintas grabadas por un parlamentario socialista con los dos implicados

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, adoptará "acciones penales" contra los empresarios que le han relacionado, en unas grabaciones, con un supuesto fraude de facturas que se investiga en Terra Mítica, y con los diputados socialistas que las han utilizado para presentar una denuncia. Zaplana ha anunciado la medida en una rueda de prensa celebrada esta tarde en Valencia, después de conocerse esta mañana la denuncia.

El ex president de la Generalitat valenciana ha asegurado que el fiscal le ha aclarado que de esta denuncia "no se desprende ninguna diligencia abierta" contra él. Según ha dicho, va a pedir la comparecencia parlamentaria de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para que explique por qué desde la Secretaría de Estado de Comunicación "se han enviado mensajes a periodistas alertándoles de esta noticia".

Cintas en poder de la Fiscalía

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia valenciano tiene en su poder una grabación en la que los empresarios imputados por el conocido como caso Terra Mítica cuentan a un parlamentario del PSOE cómo inflaron las facturas por sus trabajos en la construcción del parque temático valenciano, multiplicando así hasta por seis su coste real. En estas cintas se menciona como implicado en el pago de comisiones ilegales al ex presidente de la comunidad y actual portavoz parlamentario del Partido Popular, Eduardo Zaplana, según ha podido saber la Cadena Ser.

Dos diputados del PSPV-PSOE en el parlamento autonómico, Antoni Such y José Camarasa, han presentado una denuncia ante la Fiscalía en la que trascriben las grabaciones presentadas. La investigación de la Fiscalía se centra en la trama de facturas falsas a través de las cuales 17 empresas, entre ellas Terra Mítica, defraudaron a la hacienda pública 4,4 millones de euros en los ejercicios 2000 y 2001. La justicia investiga la comisión de tres posibles delitos: falsedad documental, delito societario y delito fiscal, aunque el primero ha prescrito, según el auto emitido hace unos días por el Juzgado de Instrucción número tres de Valencia.

En las citadas grabaciones, uno de los empresarios cuenta que facturó por trabajos de jardinería en el parque unos 6.000 millones de pesetas (36 millones de euros), pero a su compañía sólo llegó una sexta parte. El resto, 5.000 millones de pesetas, se dedicaron a pagar comisiones, tanto en metálico como a través de ingresos en cuentas bancarias en España y en paraísos fiscales.

"Conesa se repartía la pasta con el señor Zaplana", asegura uno de los empresarios en la cinta. Y en otro momento, insiste sobre lo mismo: "Vi como el señor Conesa metía la bolsa en el maletero [...] y dijo delante mía que el dinero se lo repartía con Zaplana, vamos, que eso lo digo yo en el juzgado". El tal Conesa es el empresario Vicente Conesa, al que Hacienda denunció por un fraude de 2,7 millones de euros. Las dos sociedades de las que es gerente, según fuentes de la investigación, lograron la adjudicación de obras de construcción y ajardinamiento de Terra Mítica, que luego subcontrataron.

En la cinta, los dos empresarios calculan que, sólo por esos trabajos de jardinería y acondicionamiento del parque, se debieron pagar "entre 2.500 y 3.000 millones de pesetas en comisiones". Además, ofrecen contar lo que saben a los medios de comunicación a cambio de dinero o de un pacto con la Fiscalía.

Terra Mítica costó al erario público unos 70.000 millones de pesetas (más de 400 millones de euros). Ahora, con un accionariado dominado por las cajas de ahorros de la comunidad, el parque se encuentra en suspensión de pagos y con una larga lista de acreedores.