Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin invitará a representantes de Hamás a Moscú para discutir sobre el proceso de paz

El Movimiento de Resistencia Islámica acepta la mediación rusa

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado hoy por sorpresa en Madrid que invitará a representantes de Hamás a Moscú para discutir sobre el proceso de paz en Oriente Próximo. Putin ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco del viaje de dos días que lleva a cabo a nuestro país. Hamás, ganadora de los recientes comicios en Palestina, es considerada como una organización terrorista por la UE y EE UU pero no por Rusia.

El movimiento islámico ha recibido con agrado la mediación rusa y ha dicho que "aplaude la invitación para que nuestros líderes viajen a Moscú, pero no sólo la de Putin sino la de cualquier mandatario extranjero dispuesto a reunirse con nosotros", ha manifestado Ismail Haniye, líder de la lista política que el movimiento islámico presentó a las elecciones del 25 de enero.

El anuncio de Putin ha caído como un jarro de agua fría en Israel, que desde la victoria de Hamás en las elecciones había conseguido concertar un frente internacional contra el diálogo con los islamistas. "Nosotros respetamos la decisión del Cuarteto, que es la de no dialogar con Hamás en tanto no reconozca a Israel, se aparte de la violencia y acepte los acuerdos firmados", han asegurado fuentes diplomáticas israelíes.

Respeto a los derechos humanos

Antes de la rueda de prensa Putin, y Zapatero han emitido un comunicado conjuno en el que apuestan por combatir el terrorismo con medios "conforme a los derechos humanos". En el mismo documento ambos países "condenan firmemente el terrorismo en todas sus formas". "Adoptando y poniendo en marcha medidas de lucha contra el terrorismo, los Estados deben asegurarse que dichas medidas sean conformes a los compromisos tomados en el marco del derecho internacional en lo que se refiere a los derechos del hombre, derechos de los refugiados y derecho internacional humanitario", continúa la declaración. El texto hace también una defensa del multilateralismo y del papel central de la ONU en la lucha contra el terrorismo internacional.

Tras el encuentro Putin ha compartido almuerzo con un grupo de empresarios españoles en La Moncloa. Aunque el presidente declinó tener una reunión con la patronal CEOE, hoy han asistido a la residencia del presidente del Gobierno representantes al más alto nivel de empresas como Iberdrola, Campofrío, Repsol, Talgo, CAF, OHL, BSCH, BBVA, EADS-CASA e Indra. Del sector público han estado representadas las compañías de astilleros CESCE y PYMAR.

Reunión en el Senado

Unas horas antes, Putin se ha reunido con una representación de las dos Cámaras parlamentarias en el Senado, donde ha sido recibido por su presidente, Javier Rojo, y por el del Congreso, Manuel Marín. También han participado representantes de los grupos políticos y órganos parlamentarios, como el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.

Antes de dar paso a un breve coloquio a puerta cerrada, en el que han participado, entre otros, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, y el portavoz del PP en esta Cámara, Eduardo Zaplana, el presidente ruso ha pronunciado un improvisado discurso, en el que han destacado las referencias a la cooperación en materia energética.

El objetivo principal de Putin en este viaje es potenciar las relaciones bilaterales, que ambas partes consideran excelentes pero escasas en el ámbito comercial. La cooperación en materia antiterrorista, la crisis nuclear con Irán, el proceso de paz en Oriente Medio y la situación creada por la publicación de caricaturas de Mahoma en la prensa europea están también en la agenda

Madrid tiene interés en aprovechar la visita para que la relación que fuentes oficiales califican como "muy buena y creciente" se traduzca en un mayor intercambio económico con Rusia. El propio Putin afirmó en una entrevista con periodistas españoles en Moscú antes de viajar a Madrid que las inversiones "se miden en algunos centenares de millones de dólares, lo que es una cantidad insignificante tanto para España como para Rusia".