Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los GEO liberan en Madrid a un hombre secuestrado por narcotraficantes

Los agentes han asaltado una vivienda en la que se encontraba el rehén

Agentes de la Policía adscritos al GEO han asaltado una vivienda en Madrid en la que se encontraba secuestrada una persona por un grupo de narcotraficantes colombianos y que iba a ser ejecutada en las próximas horas por impago de una cantidad que le exigían por la entrega de una partida de estas sustancias.

Los policías localizaron en la madrugada de ayer a la víctima, de nacionalidad colombiana, inmovilizada con grilletes y detuvieron en el domicilio, situado en distrito de Ciudad Lineal, a los tres principales responsables del grupo, según ha informado hoy la Dirección General de la Policía.

Tráfico, extorsiones y secuestros

La investigación se inició el pasado mes de octubre sobre un grupo organizado de ciudadanos colombianos residentes en España, presuntamente implicados en actividades de tráfico de estupefacientes, extorsiones, secuestros, tráfico de armas y otros delitos conexos.

La actividad fundamental del grupo, compuesto por seis personas -tres de ellos "contratados" para determinados "trabajos"- eran el secuestro o muerte de personas que mantenían alguna deuda con organizaciones colombianas dedicadas al tráfico de estupefacientes, además de distribuir cocaína a pequeña escala en distintos puntos de España.

En la operación de asalto, que se llevó a cabo a la una de la madrugada de ayer, se inmovilizó a los tres principales miembros del grupo. Uno de ellos, que hacía labores de vigilancia, tuvo que ser trasladado al Hospital Ramón y Cajal en donde fue asistido de las heridas sufridas al golpearse con la mirilla de la puerta en el momento del asalto.

En el registro realizado en el domicilio fueron intervenidos 400 gramos de cocaína, precursores (acetona, sacarosa, amoníaco), balanzas de precisión para el pesaje, una plancha secadora, dos prensas y moldes para la preparación de planchas de cocaína, una pistola con la numeración borrada, 2.000 euros en efectivo y unos grilletes metálicos (de los utilizados habitualmente por las Fuerzas de Seguridad, con los que tenían sujeto al secuestrado).