'CASO MAREY'

El abogado de Vera recurrirá el auto de prisión contra su defendido y Barrionuevo

El Supremo ordenó ayer su ingreso en prisión para terminar de cumplir las penas a las que fueron condenados por el 'caso Marey'

La decisión del Supremo obliga a Vera y Barrionuevo a terminar de cumplir los 10 años de cárcel que el Tribunal les impuso por la primera acción reivindicada por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), organización terrorista de signo opuesto a ETA, en 1983.

Además de Vera y Barrionuevo, los siete magistrados de la Sala de lo Penal encargados del caso han decidido que otros siete condenados en el caso ingresen en prisión. Se trata del ex director general de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal, el ex secretario general de los socialistas vizcaínos Ricardo García Damborenea y los ex policías Miguel Planchuelo, Julio Hierro, Francisco Saiz Oceja, Luis Hens y Juan Ramón Corujo.

Más información

"Me siento indefenso y humillado"

Barrionuevo ha pedido hoy que no entiende "por qué solidarizarse en público con un compañero que es objeto de un trato injusto tenga que tener un coste político", en referencia a la actitud de la Ejecutiva Federal del PSOE, pero ha solicitado que "la acepten sin reserva y sin problemas".

"En cuanto a la filosofía política, no comparto lo realizado por la dirección anterior en su segunda fase, ni lo que han manifestado algunos de la actual", ha apostillado Barrionuevo.

El ex ministro ha hecho un llamamiento "de caracter político a los militantes del PSOE, para que acepten sin reservas lo que indique la Ejecutiva, porque no quiero ser un problema en absoluto, y otro para mis amigos y familiares para que, si quieren expresar su apoyo, se abstengan de venir conmigo a la cárcel".

Barrionuevo ha manifestado hoy que se siente "indefenso y humillado" por esta decisión, sensación que sufre "desde hace tiempo". "La decisión es lo esperado. En todas las coyunturas donde hay un elenco de posibilidades se produce siempre la peor, esa es mi experiencia", ha señalado el ex ministro.

"La sentencia fue injusta porque los hechos probados no reflejan la realidad de lo que pasó y una tercera parte de los magistrados así lo reconoció", ha añadido.

Hasta tres años de cárcel

Al ex ministro del Interior le quedan por cumplir tres años y nueve días de condena, a Vera dos años y siete meses, a Damborenea un año y once meses y a Julián Sancristóbal dos años y cinco meses.

Del resto de condenados permanecerán en libertad los ex policías José Amedo y Míchel Domínguez y Francisco Álvarez, que disfrutan ya de libertad condicional.

En su momento, el Supremo impuso 10 años de cárcel a Barrionuevo, Vera y Sancristóbal; nueve años y seis meses a los ex jefe del Mando Unico en la Lucha Contraterrorista Francisco Alvarez, al ex jefe superior de Policía de Bilbao Miguel Planchuelo y al ex policía José Amedo; siete años a Damborenea.

Además, cinco años y seis meses de cárcel para los ex comisarios Julio Hierro y Francisco Saiz Oceja; cinco años para los ex inspectores Luis Hens y Juan Ramón Corujo, y dos años y cuatro meses para el ex policía Michel Domínguez.

El Gobierno indultó la pena en dos terceras partes a diez de los doce procesados, todos menos Amedo y Domínguez, en diciembre de 1998 y cinco días después el Tribunal Constitucional ordenó la excarcelación de los condenados que permanecían en prisión, es decir, Barrionuevo, Vera, Sancristóbal, García Damborenea y Planchuelo mientras resolvía los recursos. Un mes antes había ordenado la excarcelación de Hierro, Saiz, Hens y Corujo.

El Tribunal, que acordó la condena tras considerar probada la comisión de los delitos de secuestro y malversación de fondos públicos, ha rechazado las peticiones planteadas por las defensas de Barrionuevo y Vera, que solicitaron la suspensión de la ejecución de la sentencia mientras se resuelven las reclamaciones de indultos.

Tercer grado

Ahora los condenados deben volver a la prisión para concluir sus penas, aunque Instituciones Penitenciarias podrá acordar las clasificaciones que considere pertinentes para cada uno, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos se encuentran en tercer grado restringido.

Esta clasificación supone que tienen que estar en prisión de lunes a jueves, podrían salir de viernes a domingo del centro, aunque también les permite salir a diario para realizar gestiones.

Foto de archivo de EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50