CAPITAL RIESGOOpinión
i

‘Venture capital’ más internacional

Tanto los datos de inversión como de captación de patrimonio por parte de fondos especializados en este segmento marcaron niveles máximos históricos en el primer semestre de 2021

Un rider de Glovo frente a un supermercado express de la compañía de reparto a domicilio en Barcelona.
Un rider de Glovo frente a un supermercado express de la compañía de reparto a domicilio en Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El venture capital, que es la toma de participaciones en el capital de empresas en fases de desarrollo iniciales (start-ups), normalmente con un importante componente tecnológico, lleva experimentado un extraordinario dinamismo en España en los últimos años que ni la pandemia ha podido detener. Así, tanto los datos de inversión como de captación de patrimonio por parte de fondos especializados en este segmento marcaron niveles máximos históricos en el primer semestre de 2021. Según las estimaciones de la asociación sectorial Ascri, la inversión superó en ese periodo los 700 millones de euros, cuando en el total del ejercicio 2020 ascendió a 833 millones y en 2019 a 722 millones.

Más información

La captación de recursos para vehículos de venture en España fue en el primer semestre mayor al de otros vehículos orientados a compañías en fases más avanzadas y de mayor tamaño. Las razones hay que buscarlas, por el lado de la oferta, en la existencia de una elevada liquidez en los fondos de venture, dado que los inversores institucionales han ido aumentando su posicionamiento en activos alternativos con mayores expectativas de rentabilidad, dado el contexto actual de tipos de interés. Y por el lado de la demanda, en una creciente madurez del ecosistema del emprendimiento en España, con perfiles talentosos que han sabido transformar ideas tecnológicas innovadoras en proyectos empresariales bien armados. Prueba de esta madurez es que gran parte de la inversión en venture se está concentrando en fases más avanzadas (late stage) y, por tanto, las rondas de financiación son claramente mayores que las de años anteriores. En este grupo se encuadran operaciones realizadas este año por start-ups españolas bien conocidas como Wallapop, Glovo, Wallbox o Jobandtalent, la mayor parte posicionadas en sectores vinculados con las tecnologías de la información.

Otro rasgo muy característico que sustenta el crecimiento del mercado ha sido la fuerte presencia de inversores internacionales, básicamente fondos de venture extranjeros, que perciben España como un destino atractivo para proyectos de emprendimiento. Se estima que así se ha cubierto más del 60% de la inversión del año 2021 y que casi una centena de fondos han invertido en start-ups españolas, liderando las rondas de mayor tamaño al contar con patrimonios bajo gestión superiores. Este proceso de internacionalización también se está produciendo en sentido inverso, pues cada vez más gestoras españolas de venture están ampliando su foco geográfico e invirtiendo en start-ups extranjeras. Ambos factores son buenas noticias para la economía española, pues ponen de manifiesto la creciente capacidad de internacionalización de nuestros gestores de venture y habla muy positivamente del talento que exhiben muchos de los proyectos empresariales que se están financiando.

Pablo Mañueco y Jorge Pardo son profesores de AFI-Escuela de Finanzas

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50