Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BBVA

‘Ninja’: en busca del talento y la transformación

El programa ‘Ninja’ está diseñado para que cualquier empleado de BBVA adquiera conocimientos y habilidades tecnológicas gracias al uso de técnicas de gamificación y a la oferta formativa de sus socios tecnológicos

Imagen de uno de los talleres formativos con empleados de BBVA, en el contexto de este programa.
Imagen de uno de los talleres formativos con empleados de BBVA, en el contexto de este programa.

La adquisición de conocimientos y habilidades tecnológicas es uno de los pilares en los que se sustenta la estrategia digital de BBVA. La transformación digital avanza con paso firme en la entidad. Un ejemplo es el programa Ninja. Creado en 2016 para fomentar y visibilizar el talento tecnológico del banco, acumula más de un millón de horas en formación y ha contado con la participación de cerca de 9.000 empleados en siete países (España, México, Argentina, Perú, Colombia, EEUU y Uruguay), a los que este año se sumará Turquía.

La iniciativa, diseñada en principio para el área de Ingeniería de BBVA, donde ya cuenta con un largo recorrido, se ha ampliado a nuevas áreas de negocio, como Client Solutions, donde se agrupan las divisiones dedicadas al desarrollo de productos. Así, a través de Ninja, los empleados de áreas como marketing, diseño o ventas digitales tienen acceso a contenidos formativos de iniciación a la programación, técnicas de analítica avanzada o machine learning. En 2020, el objetivo es extender el alcance de Ninja a las principales áreas centrales del banco para continuar desarrollando el talento digital.

“La necesidad de adquirir conocimientos y competencias tecnológicas a la velocidad que la organización necesita ya no es exclusiva de las áreas de tecnología. Ninja nació para detectar, fomentar y hacer visible el talento tecnológico de BBVA y ahora queremos que sea una realidad para toda la organización”, explica Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería y Organización de BBVA. Y añade: “Este proyecto es un catalizador clave dentro de nuestra transformación como compañía”.

La formación tecnológica de los empleados y el cambio cultural dentro de la organización son las dos finalidades principales de Ninja. El programa permite a los empleados adquirir conocimientos y habilidades digitales a través de las mejores plataformas de contenido formativo, como EdX y Coursera, dando acceso a los cursos y titulaciones más reconocidos del mercado. Además, gracias a las alianzas de BBVA con empresas tecnológicas punteras como Google, Amazon, IBM o Red Hat, los ninjas puedan acceder a charlas, cursos, talleres y hackathones para conocer los últimos avances y lanzamientos tecnológicos y actualizar sus conocimientos.

El programa fomenta una cultura de aprendizaje y autodesarrollo continuo a través de técnicas de gamificación.

Además, el programa fomenta una cultura de aprendizaje y autodesarrollo continuo a través de técnicas de gamificación que facilitan que los usuarios sean proactivos a la hora de encontrar nuevos temas de interés, necesarios para evolucionar en sus áreas de trabajo y formarse en nuevas disciplinas. El proyecto también fomenta la visibilidad del talento interno, ya que valora especialmente que los empleados compartan lo aprendido con los demás a través de charlas, talleres y publicaciones. “Esta filosofía entronca perfectamente con las metodologías ágiles que empleamos en el banco”, subraya David Hernantes, responsable global de la iniciativa en BBVA.

Los ninjas de BBVA han participado en más de mil charlas, 740 talleres y 24 hackathones en todo el mundo, y son responsables de la publicación de 420 artículos científicos y de más de 1.300 contribuciones a la comunidad Open Source. En total, se han realizado 19.000 cursos de formación online y 3.500 certificaciones estratégicas.

“El proyecto es pionero en mundo empresarial porque rompe con la forma tradicional de formar a los empleados, ya que son ellos quienes deciden y eligen su evolución profesional en función de sus necesidades, y se responsabilizan de su propio desarrollo a través de la participación en distintas actividades de la mano de nuestros socios tecnológicos estratégicos”, explica Hernantes.

En el modelo Ninja, por tanto, alcanzar la maestría digital depende de cada uno. Los empleados eligen su propio entrenamiento a través de las actividades disponibles (charlas, talleres y hackathones, completar cursos online, obtener certificados o publicar artículos científicos).

“La necesidad de adquirir conocimientos y competencias tecnológicas a la velocidad que la organización necesita ya no es exclusiva de las áreas de tecnología” (Ricardo Forcano, responsable global de Ingeniería y Organización de BBVA)

Con estas actividades, los empleados reciben puntos Ninja en distintas habilidades (comunicación, aprendizaje, trabajo en equipo, experiencia y comunidad) como recompensa a su esfuerzo. La acumulación de puntos les permite subir de nivel, representados por cinturones de distintos colores, desde el blanco —donde comienzan todos los ninjas—, hasta el negro, al que solo llegan unos pocos y que representa la maestría digital completa.

Obtener el cinturón negro es un gran reto que, hasta la fecha, solo han logrado 10 empleados de BBVA, ya que requiere una férrea disciplina de formación, una gran dedicación y un conocimiento digital muy avanzado en distintas áreas.

“El proyecto Ninja es un sistema global y homogéneo en el que cualquier empleado, independientemente de su país de procedencia, unidad de trabajo o rol en la organización, tiene las mismas posibilidades de demostrar su valía tecnológica, lo que permite al banco contar con un sistema transparente de identificación de talento digital”, concluye David Hernantes.

Jóvenes expertos en ciberseguridad

BBVA ha lanzado en España la primera convocatoria de Future Cybersecurity Talent, un programa diseñado para atraer y formar a estudiantes y recién titulados en carreras técnicas que quieran desarrollar su trayectoria profesional en el mundo de la ciberseguridad. La entidad quiere captar nuevo talento en un área con una gran demanda y en donde, a la vez, se requieren unos conocimientos y habilidades difíciles de adquirir a través de la oferta académica.

“Creamos este programa para dar la oportunidad a los jóvenes de obtener conocimientos muy necesarios para la industria, pero que solo pueden aprenderse a través de la experiencia directa en el entorno profesional. Para ello, les ofrecemos un plan de desarrollo de más de dos años, durante los cuales podrán obtener certificados de referencia, al tiempo que arrancan una carrera profesional dentro del grupo”, explica Jennifer Sesmero Camacho, responsable de la iniciativa en el equipo de Seguridad Corporativa de BBVA. Los seleccionados pasarán a formar parte del equipo de ciberseguridad de la entidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >