Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Plácido Arango, fundador de Vips, a los 88 años

El empresario, de nacionalidad mexicana y española, contaba con una colección de más de 300 pinturas

Placido Arango VIPS
Plácido Arango, en 2007, tras su nombramiento como presidente del patronato del Museo del Prado.

Empresario y mecenas. Mexicano y español. Plácido Arango Arias (Tampico, México, 1931) murió ayer en Madrid, donde residía desde 1965. Era doctor en Ciencias Económicas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, institución de la cual recibió el doctorado honoris causa.

Llegó a España en busca de sus raíces asturianas que, en realidad, nunca había perdido. Sus padres, Jerónimo Arango Díaz y María Luisa Arias Fernández, habían emigrado a Cuba, desde donde saltaron a México. El hijo se instaló en Madrid y en la capital enlazó una carrera empresarial que había comenzado en su país natal junto a sus hermanos Manuel y Jerónimo. A través de la empresa Sigla SA, primero importó los supermercados Aurrerá, que en 1975 vendió a la hoy extinta Galerías Preciados, y después la cadena Vips, con la que consolidó en este país la fórmula de restaurantes con tienda incorporada ya extendida en México. Fue un éxito rotundo que pronto fue replicado por otras empresas.

Después, con los Vips de catapulta, desarrolló otros negocios hosteleros (Ginos, Rugantino, Tattaglia, Lucca, Fridays…), principalmente en Madrid. En 2001, con el negocio ya en gran parte bajo el mando de sus hijos (Plácido, Francisco y Maite), el grupo se alió con la estadounidense Starbucks para explotarla en España. Y en 2016 hizo lo propio con la británica Wagamama de comida asiática.

La crisis hizo mella en el grupo, que tuvo que reordenar su actividad, reduciendo espacios y suprimiendo tiendas. Asimismo, dio entrada en su capital a Goldman Sachs, con el 30%. En 2018, con 450 locales explotados y más de 9.000 empleos, fue adquirida por la firma mexicana Zena Alsea, que gestiona Fosters Hollywood, Domino's Pizza, Burger King y La vaca. La familia Arango tomó el 8% de Food Service Project (la sociedad de Alsea). La valoración de Vips se estimó en 500 millones de euros después de deuda.

Pero, más allá de su faceta empresarial, en la que se codeó con los principales empresarios españoles de su época, Arango destacó por su faceta de coleccionista de arte y mecenas. Su colección, centrada en pintura española de todos los siglos, supera las 300 obras. La labor de mecenazgo se reflejó en su vinculación con el Museo del Prado, de cuyo Patronato fue miembro desde 1986, presidente entre 2007 y 2012 y en la actualidad patrono de honor. Al Prado donó 25 obras con pinturas de Goya, Zurbarán, Valdés Leal, entre otros. Según la pinacoteca, Arango se caracterizó por “su generosidad sin límite y su nulo afán de protagonismo”. Esa labor se extendió también al Museo de Bellas Artes de Asturias, al que en diciembre de 2016 obsequió con obras de los siglos XV a XX.

También presidió la Fundación Príncipe de Asturias entre 1987 y 1996 y fue miembro del patronato de la Biblioteca Nacional de España y de la Fundación BBVA. En este banco fue miembro del consejo de administración desde que en 1990 le nombrara el Banco de España para hacer frente, junto a otros consejeros, a la crisis del entonces BBV por la fusión hasta 2002 coincidiendo con la edad de jubilación, pero también poco después de estallar el escándalo de los fondos de pensiones de Jersey que fue utilizado por Francisco González (copresidente procedente de la antigua Argentaria) para depurar a los consejeros del antiguo BBV.

También fue patrono del Museo Metropolitano de Nueva York. Gracias a ello, consiguió que el experto John Brealey dirigiese la restauración de Las Meninas de Velázquez. Fue galardonado con las grandes cruces de Isabel la Católica y del Mérito Civil, medalla de oro a las Bellas Artes y con el Premio Juan Lladó de mecenazgo cultural.

Reacio a acontecimientos públicos, se retiró en silencio a su finca de Valdemorillo, municipio a 38 kilómetros de Madrid, junto a su actual pareja, la escultora Cristina Iglesias. Allí le despidieron familiares y amigos: “Hoy se ha ido un gran hombre a la luz, con un maravilloso corazón, generoso con todos y un caballero de pies a cabeza. Ha sido un padre maravilloso y le he reservado una suite en el mejor hotel del cielo. 'I will miss you very much' [te echaré mucho de menos]”, escribió ayer Paco Arango en Twitter.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >