Noticia Patrocinada
i

Una remontada imparable para superar la covid-19

Banco Santander impulsa desde el principio de la pandemia numerosas iniciativas para combatir los efectos del coronavirus. El objetivo es triple: luchar contra la enfermedad, proteger a los colectivos más vulnerables y remontar la actividad económica

El mes de marzo supuso un antes y un después en nuestras vidas. La declaración del estado de alarma a raíz de la pandemia de la Covid-19 cambió de golpe todos nuestros esquemas. En pocas horas, la normalidad desapareció y el coronavirus nos atacó con toda su crudeza. Tras unos meses muy duros, la peor parte de la crisis sanitaria parece que ha pasado, pero los daños de este virus invisible y temible no solo afectan a la salud.

La economía, uno de los pilares de desarrollo de cualquier país, vive momentos de incertidumbre. Las previsiones de cara a los próximos meses no son buenas y todas las proyecciones apuntan a una caída importante del crecimiento y a un aumento del desempleo. Por ese motivo, ahora toca remontar esta situación complicada e intentar recuperar cuanto antes los niveles de bienestar previos a la crisis.

Entre todos (Gobiernos, instituciones, empresas y sociedad) tenemos que trabajar unidos para impulsar la remontada de una economía que se ha visto muy castigada. En esta tarea, hay que prestar una especial atención a sectores como el turismo, la hostelería o la automoción, actividades que son estratégicas para la economía española y que han sufrido con especial gravedad las consecuencias de la pandemia.

Desde los primeros días de la crisis, Banco Santander ha estado siempre al lado de los más vulnerables. A lo largo de estos meses, la compañía ha contribuido con diferentes acciones en la lucha contra el coronavirus. De esta manera, según se han ido sucediendo los acontecimientos, la entidad bancaria ha ido poniendo en marcha distintos planes de contingencia para contribuir al bienestar de empleados, clientes, accionistas y de toda la sociedad en general. Siempre con el objetivo de responder a las necesidades más urgentes que surgían de forma inesperada en cada momento.

Préstamos del ICO

A mediados del mes de marzo, al poco tiempo de decretarse el estado de alarma, Banco Santander fue la primera entidad en lanzar los préstamos concedidos por el ICO, por un importe de miles de millones de euros, dirigidos a pymes y autónomos con el objetivo de mitigar el impacto de la pandemia en sus ingresos mensuales y proporcionar liquidez. Así, el banco puso a disposición de sus clientes distintas líneas de financiación con diferentes importes y condiciones. Todo ello acompañado de una flexibilización en las condiciones de financiación para las personas y empresas afectadas por la Covid-19.

Aquellos primeros días, ante el confinamiento repentino decretado por las autoridades, Banco Santander apostó por el teletrabajo de más de 120.000 empleados en todo el mundo, lo que demostró las fortalezas tecnológicas de la entidad. Y reforzó la atención a sus clientes a través de sus canales digitales (app, web y call center).

Iniciativas solidarias para los que más lo necesitan

Las medidas de apoyo se ampliaron a principios de abril con la puesta en marcha de decenas de iniciativas solidarias bajo el paraguas del Fondo Solidario JUNTOS, que nació con un importe inicial de 25 millones de euros con las aportaciones voluntarias de directivos de todo el Grupo y empleados y hoy alcanza los 54 millones de euros.. La primera aportación al fondo fue con el 50% de la retribución fija y variable para el año 2020 de la presidenta, Ana Botín, y del consejero delegado, José Antonio Álvarez. También contribuyeron con el 20% de su retribución los consejeros no ejecutivos del banco y, después, numerosos empleados, clientes y personas ajenas a la entidad

Ese dinero forma parte de los 100 millones de euros que la entidad está destinando en todo el mundo a la compra del material sanitario más urgente, como respiradores, mascarillas, mantas, camas, test rápidos y otros equipos médicos, pero también a los trabajos de investigación que están llevando a cabo numerosas instituciones públicas y privadas y universidades en distintos países para combatir los efectos negativos del coronavirus y proteger a los grupos vulnerables que más han estado sintiendo los efectos de la enfermedad.

Apoyo a los jóvenes universitarios: proyectos que bien valen un futuro

Parte de los fondos movilizados por el Santander se han destinado a proyectos e iniciativas en colaboración con universidades de todo el mundo a través de su área Santander Universidades, para hacer frente a los desafíos sanitarios y educativos. Destacan los proyectos colaborativos de investigación en desarrollo de vacunas y medicamentos; el apoyo a estudiantes desfavorecidos, para ayudarles a continuar con el curso académico y paliar la brecha digital o la puesta en marcha del concurso global Santander X Tomorrow Challenge para encontrar los mejores proyectos emprendedores que contribuyan a luchar contra los efectos de la pandemia.

En paralelo, y con el sello Santander, decenas de jóvenes emprendedores y fundadores de startups surgidas del programa de emplendimiento universitario Explorer, aparcaron momentáneamente sus proyectos profesionales para ayudar y buscar soluciones inmediatas a los retos que iban surgiendo conforme avanzaba la crisis de la Covid-19. La lista es extensa: desde congresos online gratuitos sobre teletrabajo y apps gratis para encargar comida en bares y restaurantes, a impresiones en 3D de materiales de protección, por citar algunos ejemplos.

Más adelante, a principios de mayo, Banco Santander destinó fondos a diferentes investigaciones enfocadas a la lucha contra la pandemia, como el estudio Kids Corona del hospital infantil Sant Joan de Déu, para saber cómo actúa el virus en la infancia y el embarazo, y que ha revelado datos tan interesantes como que los niños tienen una prevalencia de anticuerpos de la Covid-19 similar a la de los adultos, aunque más del 99% presentan síntomas leves; una investigación de la Fundación Galega de Medicina Xenomica, para encontrar dianas terapéuticas que eviten el agravamiento de la enfermedad en pacientes debido a la Covid-19 o un proyecto puesto en marcha por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), que pretende lograr un refuerzo inmunitario en la vacunación frente a la Covid-19.. Todas estas acciones están enmarcadas dentro del Fondo Solidario JUNTOS.

Algunos días después, con la vista ya puesta en la remontada de la economía de nuestro país, Banco Santander reforzó su apuesta por el sector HORECA (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías), uno de los más castigados por los efectos económicos de la pandemia, con una oferta de productos y servicios especialmente diseñada para ellos y con un equipo de gestores especialistas en este segmento.

En definitiva, medidas de todo tipo y de gran calado económico y social, enfocadas a conseguir una remontada que ayude a toda la sociedad.

Un país de imparables’ es un documental de Movistar+ que muestra las historias de superación y empeño que han tenido el apoyo de Banco Santander durante la crisis. Pincha aquí para ver el vídeo completo.

Lo más visto en...

Top 50