Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios operadores británicos y japoneses excluyen a Huawei, cuyos ‘chips’ también corren peligro

Las ventas de la firma china en España se desploman y se disparan las quejas y las devoluciones

Huawei
Un hombre prueba un teléfono de Huawei en una tienda de Shanghái AFP

La crisis de Huawei se agrava y alcanza dimensiones preocupantes. Las operadoras, que hasta ahora se habían mantenido al margen del conflicto, han empezado a reaccionar al veto de Google. Las británicas Vodafone y EE anunciaron este miércoles que dejaban fuera los terminales de la firma china del lanzamiento comercial de su servicio 5G. Y en Japón, Softbank y KDDI —dos de las mayores empresas de telecomunicaciones del país— han aplazado el lanzamiento de los nuevos modelos de la firma china, comenzando por el Huawei P30 Lite, que estaba previsto que se comercializara estos días.

Con todo, la peor noticia llegó de ARM. La empresa británica encargada del diseño y la arquitectura de la mayoría de procesadores para móviles, incluidos los de Huawei, que conocemos hoy en día, ha roto también con la marca china.

En España, Vodafone, la única operadora que tiene previsto lanzar el servicio 5G este verano en las siete principales ciudades, ha señalado que no aún no adoptado una decisión sobre si deja fuera los terminales de Huawei, con quien ha firmado un acuerdo. Pero tanto Vodafone como Telefónica, Orange o MásMóvil (Yoigo) ya están acusando la crisis de Huawei, aunque oficialmente quieren ofrecer un mensaje de tranquilidad. Miles de sus abonados que han adquirido un terminal de la marca china a través de la operadora, incluyendo en muchos casos la financiación, han llamado al servicio de atención al cliente o se han acercado a las tiendas para pedir explicaciones o solicitar la devolución del terminal. El rechazo a los dispositivos de la marca china ha sido general también en los planes de renovación de terminales que ofrecen periódicamente las operadoras.

En las tiendas, no le va mejor. Fuentes relacionadas con la distribución estiman que las ventas de Huawei en grandes almacenes y cadenas especializadas como El Corte Inglés o Mediamarkt han caído entre el 50% y el 70% desde el domingo, día que se conoció la crisis. Y las devoluciones en Amazon sobrepasan las 15.000 unidades. Huawei España aún no ha dado ninguna respuesta oficial a la crisis.

Los chips, clave de todo

De todas las desgracias que le están lloviendo a Huawei, la más grave tras el veto de Google es, sin duda, el bloqueo por parte de ARM, que ha enviado un comunicado interno este miércoles por la mañana y, según informa la BBC, se ordena a todos los empleados a "parar todos los contratos activos, peticiones de soporte y cualquier otro tipo de relación" con Huawei y sus subsidiarias.

Aunque Huawei tiene su propia línea de procesadores (llamada Kirin), debe pagar a ARM una licencia por su montaje. En un memorando de la compañía, la empresa británica dijo que sus diseños contenían "tecnología de origen de los Estados Unidos" y que, por tanto, estaba "cumpliendo con todas las últimas regulaciones establecidas por el Gobierno de EE UU". ARM, con sede en Cambridge, era la mayor empresa de tecnología del Reino Unido hasta su adquisición por parte de un fondo japonés. Emplea a 6.000 trabajadores y cuenta con ocho oficinas en Estados Unidos .

Por su parte, Huawei no tardó en responder con un breve comunicado: "Valoramos nuestras relaciones con nuestros socios, pero reconocemos la presión a la que están siendo sometidos algunos de ellos, como resultado de decisiones motivadas políticamente. Confiamos en que esta lamentable situación se pueda resolver y nuestra prioridad sigue siendo continuar ofreciendo tecnología y productos a nuestros clientes de todo el mundo".

Veto en Reino Unido

Solo dos días después de que Google asegurase que dejará de prestar algunos servicios al fabricante chino por el veto de Estados Unidos, ahora los problemas le llegan desde Reino Unido. El gigante británico de las telecomunicaciones EE anunció el miércoles el lanzamiento de su red 5G a finales de mes. El plan incluye un pedido de smartphones compatibles de las principales marcas del sector, para que puedan usar esa red ultrarrápida. Sin embargo, Huawei se queda fuera, al menos de momento.

Para poder utilizar la nueva red 5G —que estará disponible el 30 de mayo en seis ciudades de Reino Unido antes de extenderse en los próximos meses— solo se lanzarán a la venta teléfonos de las marcas Samsung, OnePlus, LG y Oppo que soporten esa nueva tecnología.

Además, Vodafone, según ha avanzado Financial Times y ha confirmado la operadora en Reino Unido, también ha señalado que suspenderá el teléfono Mate X de Huawei de su línea de 5G. Vodafone había planeado lanzar el teléfono en el mercado británico este verano, dentro de su red 5G, pero un portavoz aseguró este miércoles que "el teléfono 5G de Huawei aún no ha recibido las certificaciones necesarias". Según ha señalado un comunicado, la marca suspende "las precompras de Huawei Mate 20X en Reino Unido", aunque precisa que se trata de "de una medida temporal mientras persista la incertidumbre en torno a los nuevos modelos 5G de Huawei".

El director ejecutivo de EE, Marc Allera, había declarado al diario británico Financial Times que el grupo interrumpió el lanzamiento de un teléfono de Huawei compatible con la 5G, anunciado sin embargo la semana pasada, porque no hay garantías de poder ofrecer sus servicios. La comercialización de Huawei no se retomará "hasta que tengamos la certeza y la garantía a largo plazo de que los clientes que compran estos productos tendrán apoyo durante toda la vida del aparato que adquirieron con nosotros", agregó. EE confirmó asimismo que utiliza actualmente equipos de Huawei en su infraestructura de red pero que está reduciendo su presencia.

No es el único contratiempo del día para Huawei. Dos de los operadores de telefonía portátil más grandes de Japón han anunciado que postergarán el lanzamiento de nuevos modelos fabricados por Huawei. KDDI y SoftBank Corp, número dos y tres entre las operadoras del país, han señalado que la decisión se toma para tener tiempo de "estudiar el impacto de la decisión tomada por la Administración del presidente estadounidense Donald Trump". Además, según AFP, la operadora más grade, NTT Docomo, también suspende las órdenes de compra del nuevo modelo de Huawei, aunque por el momento no frena el lanzamiento con los que ya tiene solicitados.

"Actualmente estamos tratando de confirmar si nuestros clientes podrán utilizar el aparato con cierta seguridad", dijo el portavoz de SoftBank, Hiroyuki Mizukami, a AFP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información