Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos amenazan con un conflicto social si no suben los salarios y no baja la precariedad

CC OO y UGT no creen que su presencia en la manifestación por los presos del procés desaliente la celebración del Primero de Mayo

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Unai Sordo, a la izquierda, y Pepe Álvarez
Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Unai Sordo, a la izquierda, y Pepe Álvarez EFE

"España lleva desde 2014 creciendo a una media anual del 2,8%" ."Las empresas ganan más que antes de la crisis. Producimos los mimos bienes y servicios que hace 10 años pero con un millón menos de trabajadores". "La subida de las pensiones [del 0,25%] es una subida de mierda]"."En España hay dinero". "Empieza a haber indignación, rabia e impotencia". Todas estas frases las han pronunciado los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, antes de lanzar una advertencia con un destinatario claro, la patronal:  "O se reparte el crecimiento o habrá conflicto".

"Queremos mejorar los salarios, queremos reducir la precariedad [...] propuestas hay y voluntad de negociar hay", ha continuado Sordo, justo después de lanzar esta advertencia, que ha negado que sus palabras, más subidas de tono que en otras ocasiones, fueran una amenaza: "Son una advertencia".

A su lado, estaba sentado el líder de UGT, Pepe Álvarez, durante la presentación de las decenas de marchas que organizan ambas centrales para el Primero de Mayo. Álvarez pidió movilizaciones significativas este año para que sirvan de "advertencia" de que si no suben los salarios o cambia la política fiscal habrá movilizaciones.

"La calle tiene que llenarse de gente para romper la dinámica en la que está instalada la CEOE y Cepyme, fruto del sofá que le puso el Gobierno con la reforma laboral para que se situase en la esta zona de confort", ha pedido Álvarez sobre las manifestaciones del Primero de Mayo, que tendrá por lema Tiempo de ganar: igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas.

"Somos conscientes de que las movilizaciones son la palanca para cambiar las políticas", ha abundado Álvarez, que ha recordado que gracias a ellas se han conseguido cambios en los últimos meses: en referencia al aumento del 3% de las pensiones mínimas tras las protestas de los pensionistas o a las propuestas sobre igualdad entre hombres y mujeres después de la histórica jornada del 8 de marzo.

Creen los sindicatos mayoritarios que la protesta de las mujeres del 8 de Marzo y las de las pensiones han demostrado que la sociedad española "está movilizada". Rechazan que en movilizaciones ellos hayan sido superados sino que son formas de movilizaciones "más propias del siglo XXI que del último tercio del siglo XX". "Era imposible canalizar el 8 de marzo en términos clásicos, si alguien hubiera querido hacerlo como el 14-D [en referencia a la gran huelga general de 1988] se hubiera equivocado", ha apuntado Sordo.

"Hace mucho tiempo que España no está en una situación como ahora", ha apuntado Álvarez, en referencia a las últimas movilizaciones. Ni uno ni otro han descartado que se llegue a una huelga general en este contexto cuando se les ha preguntado expresamente por ello, pero también ha quedado claro que no es algo que esté en el horizonte cercano.

Sobre la polémica y las tensiones internas que les ha generado la presencia de sus ramas catalanas en la manifestación por los presos del procés, ambos sindicalistas han mostrado su confianza en que no afecte a sus convocatorias estatales del Primero de Mayo.