Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘AVE del desierto’ completa el primer viaje entre Medina y La Meca en dos horas y 52 minutos

El tren de alta velocidad de un consorcio español que une las dos ciudades santas del Islam realizó el trayecto inaugural de prueba sin incidencias

El ministro de Transportes saudí, Nabeel Al-Amudi, con Álvaro Iranzo, embajador de España en Arabia Saudí y otras autoridades en la inauguración del AVE a la Meca

El llamado AVE del desierto, que une las ciudades santas de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y  cuya construcción fue encargada a un consorcio integrado por doce empresas españolas, realizó este domingo, día 31 de diciembre, su primer viaje de prueba sin incidencias. Aunque se habían hecho pruebas por tramos, el tren realizó por primera vez el recorrido completo de 450 kilómetros con invitados a bordo este último día del año. El trayecto fue completado en dos horas y 52 minutos y, en algunos tramos, el tren superó los 300 kilómetros por hora, informó un portavoz de Al Shoula, el consorcio español adjudicatario.

El también denominado Ave de los peregrinos ya alcanzó el pasado mes de julio por primera vez, durante un viaje de prueba con autoridades entre Yeda y Medina, la velocidad comercial máxima de 300 kilómetros por hora. El pasado mes de noviembre completó, asimismo, en un viaje con invitados el recorrido entre Yeda y Medina.

La demostración de sistemas de este domingo arrancó a las 11.55 horas (hora local) desde la estación de Medina y finalizó a las 14.43 horas (hora local) en la ciudad de Meca. Durante dicha prueba se alcanzó la velocidad comercial de 300 kilómetros por hora en el trayecto entre las estaciones de Medina y KAEC (Ciudad Económica Rey Abdalá). No se realizaron paradas.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha celebrado el éxito de la prueba con un mensaje en la red social Twitter. "Gran éxito de la alta velocidad española. El AVE Meca-Medina completa su primer viaje en pruebas en menos tiempo del previsto (2 horas y 52 minutos) y superando los 300 km/h. Gracias al consorcio español por el buen trabajo realizado".

Objetivo: 2 horas y 11 minutos

Una vez que la línea ferroviaria de alta velocidad se encuentre plenamente operativa los trenes permitirán cubrir el conjunto del recorrido en una duración total de 2 horas y 11 minutos.

Las autoridades saudíes han quedado satisfechas con el viaje en el que se ha examinado el correcto funcionamiento de la infraestructura ferroviaria, los trenes y las instalaciones electromecánicas en el conjunto del trazado, según informaron las mismas fuentes del consorcio español.

Al viaje inaugural para estrenar el tren asistieron el ministro saudí de Transporte, Nabil al Amudi; otras autoridades del país; el embajador español, Álvaro Iranzo; representantes de las empresas constructoras e invitados, según informó la agencia oficial SPA. También estaban en la inauguración Rumaih Mohammed Al-Rumaih, el presidente de la Saudi Railways Organization (SRO) y el presidente del consorcio Al Shoula, Jorge Segrelles.

El tren alcanzó la velocidad de 300m km/h en algunos tramos

La marca España se la jugaba, porque el proyecto ha sufrido desde sus inicios diversos contratiempos. Es una obra de ingeniería compleja, con costes multimillonarios y en un terreno muy complicado y construido a través de varios consorcios internacionales. La construcción acumula un retraso de cerca de un año según los planes originales de la obra, que se adjudicó al consorcio español a finales de 2011. En el grupo participan Renfe, Adif, Ineco, OHL, Indra, Talgo, Copasa, Consultrans, Imathia, Cobra, Abengoa y Dimetronic-Siemens.

El viaje inaugural estaba previsto hace unas semanas para el 29 de diciembre. Acabó retrasándose y el consorcio español se defendió asegurando que la prueba se hacía el 31 de diciembre por la petición expresa de las autoridades saudíes, ya que el 29 caía en viernes y es día de oración, y había dificultades para las invitaciones.

El ministro saudí de Transporte, Nabeel Al-Amudi, a la derecha, atiende las explicaciones sobre los detalles del Ave, llamado Haramain Express
El ministro saudí de Transporte, Nabeel Al-Amudi, a la derecha, atiende las explicaciones sobre los detalles del Ave, llamado Haramain Express REUTERS

La fase comercial, en marzo

Tras el viaje de hoy, se prevé que haya una primera fase no comercial (service demostration) con viajes, que pueden incluir pasajeros invitados, todos los viernes y sábados hasta el 15 de marzo de 2018, con dos viajes por sentido y día entre La Meca y Medina.

Posteriormente, se iniciaría la fase comercial, a partir de marzo, aunque no está claro. Hay problemas financieros entre las empresas saudíes adjudicatarias y las estaciones no están acabadas. Por ejemplo, la estación de La Meca, encargada a Binladin, la mayor constructora del reino saudí, propiedad de la familia del fallecido líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, acumula fuertes retrasos. Y la estación de Jeddah ni siquiera se ha iniciado tras la quiebra de la constructora Oger.

El objetivo de la fase comercial es que el tren cubra la distancia que separa las dos ciudades santas para el Islam, que son visitadas cada año por millones de fieles, en menos de 2 horas y 11 minutos. En su trayecto habrá cinco megaestaciones (La Meca, Medina, Kaec, Jheda y Kaia), de cuya explotación se encargará ADIF, mientras que Renfe se ocupará de la línea.

Más información