Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Panasonic asume el control de la compañía catalana Ficosa

La multinacional japonesa compra otro 20% de la firma de componentes de coches

La planta de Ficosa en Viladecavalls (Barcelona)
La planta de Ficosa en Viladecavalls (Barcelona)

Panasonic ya es el accionista mayoritario del fabricante español de componentes Ficosa. Ambas empresas han anunciado esta mañana la adquisición de un 20% adicional de participación por parte de la multinacional japonesa, que llega así al 69% de la propiedad y se hace con el control. La operación también permitirá que la Generalitat recupere los 60 millones con los que en su día ayudó a la empresa de la familia Pujol.

La matriz catalana continuará con un 31% de participación. De hecho, la gestión de la compañía seguirá en manos del actual equipo directivo que lidera Javier Pujol como consejero delegado. Las sillas del consejo de administración sí sufren cambios para reflejar la nueva realidad: Panasonic tendrá siete representantes y la familia Pujol, cuatro.

"El apoyo de Panasonic es clave para acelerar las sinergias entre ambas compañías, consolidar nuestro proyecto industrial y tener la suficiente masa crítica para liderar la transición del mercado del automóvil en la conectividad del vehículo, el coche autónomo y los sistemas de seguridad para una conducción cada vez más asistida", ha explicado Pujol.

En 2009, el Gobierno catalán le concedió a Ficosa un crédito participativo de 60 millones para evitar su caída y mediante esta operación logró controlar de forma indirecta el 20% de participación que ahora adquieren los japoneses. Panasonic entró en 2015 tras pagar 215 millones de euros. Los detalles del intercambio de participaciones no han trascendido, por lo cuál no es claro cómo y cuándo se hará el pago a la Generalitat. La operación está pendiente e la obtención de la aprobación por parte de las autoridades europeas.

Ficosa facturó el año pasado 1.112 millones de euros. Cuenta con 10.280 empleados en 16 países. En Barcelona tiene 1.700 trabajadores en su centro de Viladecavalls. La empresa es especialista en espejos electrónicos y otros sistemas avanzados de seguridad.