Una temporada perfecta

Los buenos resultados del sector turístico animan las perspectivas de empleo, inversión y facturación

Bajo todos los puntos de vista, 2016 fue un año excepcional para el turismo español. Según los datos del Ministerio de Energía y Turismo, más de 75 millones de visitantes cruzaron las fronteras el pasado ejercicio —casi tantos como en toda América Latina—, consolidando la posición de España como uno de los mayores destinos del planeta. La facturación también batió récords: cada visitante se dejó 138 euros al día de media, generando un total de 77.000 millones de euros, el equivalente a más de un 6% del PIB nacional.

No es de extrañar que el sector turístico sea el más satisfecho con los seis meses que acaban de terminar. En la última edición del Barómetro de Empresas elaborado por Deloitte para Negocios, los directivos del sector turístico encuestados fueron unánimes: todos afirmaron que tanto su negocio en particular como la economía española en general habían mejorado.

Igualmente, todos los sondeados del sector indicaron una subida de su facturación y reconocieron un incremento de la inversión. Tres de cada cuatro afirmaron haber creado puestos de trabajo. Son resultados aún mejores que los que se esperaban hace seis meses. Entonces, un 13% de los empresarios del sector turístico creía que su facturación iba a descender, la misma cifra que consideraba que se iba a mantener en los mismos niveles.

Los datos del Barómetro parecen indicar que el nubarrón de cautela provocado por el impasse en la formación de Gobierno se ha disipado en cuanto Mariano Rajoy tomó posesión el pasado mes de octubre. Eso se ha notado, sobre todo, en el empleo. En el segundo semestre del año, una de cada siete empresas encuestadas afirmó haber reducido personal, la menor cifra desde el segundo semestre de 2007. A su vez, un 43% de las empresas indicó haber aumentado su plantilla, por encima del 41% de hace seis meses y del 32% que preveía hacerlo en la pasada edición del Barómetro.

Mientras, uno de cada diez directivos estima que va a tener que reducir puestos de trabajo en los próximos seis meses, especialmente en los sectores educativo y oficial y, curiosamente, en la hostelería. El resultado de este último sector tiene que ver más con la temporada baja que con la evolución estructural de la economía; de hecho, ninguno de los empresarios encuestados de esta industria pretende reducir empleo fijo. Los sectores donde más empresarios han indicado su voluntad de contratar, después del hostelero, son el tecnológico (60%) y el asegurador.

Cifras precrisis

Las buenas noticias también se extienden a la facturación de las 293 compañías encuestadas, que en conjunto ascendió en 2016 a más de un billón de euros. Un 56% de las empresas que participaron en el sondeo registró un aumento de sus ingresos, frente al 51% de hace seis meses. Solo uno de cada 10 directivos espera un descenso en su facturación en la primera mitad del año; de nuevo, la mejor cifra desde antes de la crisis.

Después del turístico, el más satisfecho con el dinero que entró en caja ha sido el sector de la distribución: tres de cada cuatro firmas encuestadas afirmaron haber aumentado sus ingresos. Por otro lado, el 65% de la industria fabril y el 60% de la construcción señalaron un descenso de su facturación en la segunda mitad del pasado año. En el caso de la industria —muy sensible a las fluctuaciones del sector exportador—, hay que recordar que la encuesta se llevó a cabo en pleno pico de la revaluación del dólar frente al euro, que pasó de 90 a 96 centavos por cada unidad de la moneda única tras la elección de Donald Trump a la presidencia.

Esto tiene consecuencias en la rentabilidad de las firmas: prácticamente dos de cada tres afirmaron haber ganado más dinero que en el semestre anterior. Es más o menos la misma proporción que espera un aumento del beneficio durante la primera mitad de 2017. Los sectores más beneficiados han sido el sanitario y farmacéutico y el de la energía.

Por último, tres de cada cuatro empresas aumentaron sus inversiones durante la segunda mitad del pasado año y un 65% pretende hacerlo este semestre. El 47% de las firmas puso dinero para ampliar su capacidad o expandir su negocio, mientras que un 37% lo hizo para adaptarse a los cambios tecnológicos. Hostelería, banca y servicios de consultoría fueron los sectores que más impulsaron la inversión.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50