Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pallete asume la presidencia de Telefónica y renueva el consejo

El nuevo primer ejecutivo de la operadora apuesta por cuatro nuevos consejeros de perfil técnico y ratifica la política de dividendos

José María Álvarez-Pallete y César Alierta el pasado 26 de febrero FOTO: LUIS SEVILLANO / VÍDEO: ATLAS Atlas

El consejo de administración de Telefónica, en su reunión celebrada este viernes, ha aprobado por unanimidad el nombramiento de José María Álvarez-Pallete como presidente ejecutivo de la compañía, en sustitución de César Alierta, que ha ocupado el cargo en los últimos 16 años. En su primera decisión, el nuevo presidente de la operadora ha propiciado una profunda renovación del consejo, con la incorporación de cuatro nuevos consejeros de perfil muy técnico, en sustitución de otros tantos vinculados a la figura del anterior presidente. Asimismo, Álvarez-Pallete ratificó la política de remuneración al accionista con dividendos generosos.

La próxima junta general de accionistas, que se celebrará el 12 de mayo, ratificará la primera gran remodelación del consejo de administración bajo el mandato de Álvarez-Pallete, en el que casi la cuarta parte de sus miembros se renueva, pero que resulta de más calado porque el cambio se produce en los consejeros independientes, es decir, aquellos que no nombran los accionistas ni dependen de la gestión.

Del máximo órgano de gobierno de Telefónica, integrado por 18 puestos, salen Fernando de Almansa; Carlos Colomer, Santiago Fernández-Valbuena y Alfonso Ferrari, todos vinculados a la figura de Alierta. Y serán sustituidos por otros cuatro consejeros de perfil técnico: Ignacio Cirac, físico del Max Planck Institute de Múnich; Javier Echenique, ex director general del BBVA y actual vicepresidente del Banco Sabadell; Sabina Fluxà, consejera delegada del grupo Iberostar y Peter Löscher, expresidente de Siemens.

Álvarez-Pallete aprovechó su primera intervención como presidente del consejo, para ratificar la estrategia de crecimiento de Telefónica y los objetivos comerciales y financieros anunciados el pasado mes de febrero. Éstos incluyen un compromiso expreso con los accionistas a través de una generosa política de retribución, que en 2016 incluye el reparto de un dividendo de 0,75 euros por acción.

En palabras de su antecesor, César Alierta –“a quien el consejo y su nuevo presidente han agradecido su visión y liderazgo, que han posicionado a Telefónica entre los líderes mundiales”–, José María Álvarez-Pallete “es el profesional mejor preparado y más valioso para afrontar los nuevos retos del mercado digital”, según señaló Telefónica en una nota. Alierta, seguirá formando parte del consejo, aunque no permanecerá como miembro de la Comisión Delegada, y mantendrá su cargo de presidente de Fundación Telefónica.

Nueva auditora

El consejo de administración de Telefónica, previa propuesta de la Comisión de Auditoría y Control, ha acordado someter a la próxima junta general ordinaria de accionistas el nombramiento de PricewaterhouseCoopers (PwC) como auditor de cuentas del grupo y sus sociedades para los próximos tres años, desde 2017 a 2019, tras un concurso de selección “desarrollado con plena transparencia”. Sustituye así a la auditora Ernst & Young (EY) que ha controlado las cuentas de la operadora desde 2005.

Aunque no es una decisión del ámbito del consejo, la principal incógnita ahora es saber si Álvarez-Pallete seguirá apostando por la figura del consejero delegado, cargo que ocupaba él desde 2012, o quitará del organigrama esta figura.

José María Álvarez-Pallete accede a la presidencia de Telefónica tras 17 años en puestos directivos, que le han llevado desde la dirección general de Finanzas, pasando por la presidencia de Telefónica Latinoamérica y Telefónica Europa (incluida España), hasta el cargo de consejero delegado.

Alierta seguirá formando parte del consejo, y mantendrá su cargo de presidente de Fundación Telefónica, aunque no permanecerá como miembro de la comisión delegada. En el órgano de gobierno de Telefónica continuarán como vicepresidentes Isidro Fainé, José María Abril y Julio Linares, y Javier de Paz, que pasa a ser coordinador de los consejeros independientes, puesto que antes tenía Ferrari. Frente a la renovación en el consejo de administración, el único cambio en la comisión delegada es el relevo en la presidencia, en la que Álvarez-Pallete sustituye a Alierta.

Nuevos consejeros

Los cuatro nuevos consejeros independientes han sido nombrados por cooptación a propuesta de la comisión de nombramientos. Ignacio Cirac, es físico de óptica cuántica y trabaja para el Max Planck Institute for Quantenoptik en Múnich. Javier Echenique fue director general del grupo BBV. Actualmente, es vicepresidente del banco Sabadell, y consejero de Repsol, ACS, Ence y Telefónica Móviles México.

Sabina Fluxà, covicepresidenta ejecutiva y consejera delegada del grupo Iberostar, fundado por su padre Miguel Fluxà, es consejera en ACS, miembro del consejo asesor regional del BBVA, y patrona de las fundaciones Iberostar, Endeavor y ACS.

Peter Löscher, ha sido presidente del grupo alemán Siemens, y consejero delegado de General Electric Healthcare y presidente de Hoechst en España. Actualmente es presidente de Sulzer AG y asesor de Deutsche Bank.

Consejeros salientes

Los cuatro vocales salientes tenían en común su buena relación con Alierta. Alfonso Ferrari llegó a Telefónica como consejero independiente en mayo de 2001, y fue consejero delegado de Beta Capital, sociedad de inversión de la que procedía Alierta. El empresario Carlos Colomer era también miembro del consejo desde 2001, y amigo del expresidente de Telefónica con el que participó en la fundación de Beta Capital.

Fernando de Almansa, exjefe de la Casa Real, se incorporó al principal órgano de Gobierno en febrero de 2003, mientras que Santiago Fernández Valbuena llevaba como directivo más 18 años en la compañía, donde llegó a ocupar el cargo de director general de Estrategia y ser el máximo responsable de los negocios latinoamericanos. Fue nombrado consejero el 31 de mayo de 2013. Tanto él como Almansa, cuyo puesto fue renovado también en mayo de 2013, no han agotado su mandato de cuatro años, extremo que si se cumple el caso de los otros dos consejeros cesados.

Dividendo dependiente de O2

El pago del primer dividendo de 0,40 euros por título que se abonará en el primer semestre de este año se hará en efectivo. El segundo pago, de 0,35 euros por título, a abonar en el segundo semestre de 2016, se realizará mediante scrip dividend, es decir, con pago en acciones, salvo que se haya producido el cierre de la venta de la filial británica O2 al grupo Hutchison por 14.000 millones de euros. En este caso, se produciría también en efectivo, según consta en el orden del día de la convocatoria de la junta general de accionistas.

La operadora también supedita a esa venta de O2, pendiente de la autorización de las autoridades de Competencia de Bruselas,  la amortización de un 1,5% del capital que propuso el consejo en reunión de febrero pasado.

Asimismo, la junta general de accionistas debe aprobar el nombramiento de PricewaterhouseCoopers (PwC) como auditor de cuentas del grupo y sus sociedades para los próximos tres años, desde 2017 a 2019, tras un concurso de selección. Sustituye así a la auditora Ernst & Young (EY) que ha controlado las cuentas de la operadora desde 2005.