Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una avería deja sin teléfono a miles de usuarios de Movistar

Telefónica resuelve el fallo que durante casi 24 horas ha afectado a abonados de telefonía fija

Sede de Telefónica en Madrid
Sede de Telefónica en Madrid. REUTERS

Una avería técnica ha provocado que Movistar haya dejado sin servicio de voz a una cantidad indeterminada de usuarios en sus domicilios en toda España, pero afectando especialmente a poblaciones como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao o Zaragoza.

El fallo se produjo la noche del miércoles según reportaron los primeros afectados a través de las redes sociales, aunque la mayor incidencia ha tenido lugar este jueves con el inicio de la actividad en las oficinas y domicilios particulares, con miles de afectados. A las ocho de la tarde de este jueves, Movistar anunció vía Twitter que se había solucionado el problema.

La operadora reconoció la avería también a través de su cuenta de Twitter pero sin cifrar las causas de la misma ni el número de afectados. “Nuestros técnicos están trabajando para resolver la incidencia que algunos nos comentáis sobre el teléfono fijo. Disculpad las molestias", señala el escueto aviso de Movistar en Twitter. Los servicios de atención al cliente telefónico por los números 1002 y 1004 se han visto colapsados a los largo de toda la mañana de este jueves por la avalancha de solicitudes.

La interrupción del servicio a los afectados en su línea de teléfono fijo les impide realizar y recibir llamadas. En algunos casos, según los testimonios en redes sociales, en algunos casos también ha afectado la conexión a Internet y la imposibilidad de ver Movistar TV, aunque un portavoz de la compañía ha negado que se hubiera visto interrumpido el servicio de banda ancha fija.

Durante la incidencia, la compañía no ha ofrecido detalles sobre las causas de la avería, número de afectados y localidades que se han sufrido cortes por este fallo.

Indemnizaciones

Asociaciones de consumidores como Facua han recordado que la ley obliga a las compañías de telecomunicaciones a abonar las compensaciones por cortes de servicio sin necesidad de que cada usuario presente una reclamación en los casos en los que la duración de la avería es tan larga que la cuantía supera un euro.