Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PRISA presenta alegaciones contra la adjudicación de la TDT

El grupo considera que otorgar nuevas licencias a Mediaset y Atresmedia conculca el pliego de bases del concurso, la ley audiovisual y directivas comunitarias

Televisores en un centro comercial de Madrid
Televisores en un centro comercial de Madrid.

El grupo PRISA (editor de EL PAÍS) ha presentado alegaciones contra la concesión de las nuevas licencias televisivas que el Gobierno prevé aprobar el viernes. En un escrito dirigido al Consejo de Ministros y a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi), PRISA considera que la adjudicación es contraria a diversas directivas y tratados de la UE y va contra las propias bases del concurso, que abogan por la competencia y el pluralismo.

La Setsi, organismo dependiente del Ministerio de Industria, adelantó el 30 de septiembre a los ganadores el resultado del concurso público convocado para la concesión de seis nuevos canales de televisión digital terrestre (TDT), tres en alta definición (HD) y tres en definición estándar (SD). La Mesa de Evaluación resolvió a favor de Mediaset, Atresmedia, Real Madrid, 13 TV, Secuoya y Radio Blanca, según informaron los distintos grupos a los medios de comunicación. Quedarían fuera Vocento, PRISA y El Corte Inglés.

Ante la posibilidad de que esta propuesta sea elevada al Consejo de Ministros y los canales en HD sean adjudicados finalmente a Mediaset, Atresmedia y Real Madrid, los abogados de PRISA consideran que se conculca no solo el pliego de bases del concurso público sino la Ley General de la Comunicación Audiovisual, las directivas de la Unión Europea en materia de telecomunicaciones y el mismo Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

La adjudicación de licencias adicionales de televisión en alta definición a Mediaset y Atresmedia infringiría el artículo 106.1 en relación con el artículo 102 del TFUE, al crear “un riesgo de abuso de posición dominante”, según ha explicado este martes PRISA a través de un comunicado. Mediaset explota actualmente seis licencias en abierto de ámbito estatal (Telecinco, Cuatro, FDF, Boing, Energy y Divinity) y Atresmedia emite cinco canales con la misma cobertura (Antena 3, La Sexta, Neox, Nova y Mega), “por lo que quedarían excluidas de la adjudicación de ulteriores licencias”.

La adjudicación de nuevas licencias a estos dos gigantes audiovisuales —que acaparan casi el 90% de la publicidad televisiva— supondría “no sólo un incumplimiento del Pliego de Condiciones, sino también la infracción del artículo 36 de la Ley Audiovisual y de diversos artículos de las directivas de la Unión Europea y del tratado de la misma”, según la compañía.

PRISA solicita por ello que no se otorguen nuevas licencias a las entidades que ya recibieron dos o más canales de cobertura estatal, incluyendo la potestad de emitir en alta definición (en aplicación de lo dispuesto en la Base 1 del Pliego). Pide, además, que no se adjudiquen frecuencias a entidades que no están en posición de mejorar los niveles de pluralismo en la televisión, garantizando en la resolución del concurso la libre expresión y el pluralismo. Finalmente, entiende que las ofertas de Mediaset, Atresmedia y Real Madrid deben ser descalificadas y solicita que sean tomadas en consideración el resto de las ofertas “y se proceda a la adjudicación de las licencias a aquellas empresas que hayan obtenido mejor valoración”.