Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica presenta una oferta para hacerse con el control de Canal+

La operadora ofrece 725 millones de euros por el 56% de DTS, la plataforma de televisión de pago

El consejo de administración de PRISA estudiará la propuesta, que no es la única presentada

Telefónica comunicó este martes por la noche, a cierre de mercado, que ha presentado una oferta vinculante para la adquisición del 56% del capital social de Distribuidora de Televisión Digital, propiedad del Grupo PRISA (editora de EL PAÍS), por un importe de 725 millones de euros, según la nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El consejo de administración de PRISA se reunirá para estudiar esta oferta y cualquier otra, puesto que la de Telefónica no ha sido la única presentada.

La operadora que preside César Alierta posee ya el 22% de DTS, la plataforma de televisión de pago de Canal+. El consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, reconoció en la última presentación de resultados el pasado mes de febrero que la compra de Canal+ estaba entre las opciones que barajaba el grupo para afianzar su oferta de televisión de pago, Fusión TV, en un momento en que las ofertas combinadas ganan protagonismo en el mundo de las telecomunicaciones.

Telefónica comentó en su comunicación a la CNMV que “la oferta está sujeta a la obtención de las pertinentes autorizaciones regulatorias y al cumplimiento de las condiciones habituales en este tipo de transacciones”.

Por su parte, un portavoz de PRISA declaró que la oferta de Telefónica no ha sido la única recibida y que el presidente de la compañía, Juan Luis Cebrián, convocará de manera urgente un consejo de administración para estudiar la oferta y cualquier otra para tomar las decisiones pertinentes. El mismo portavoz confirmó la voluntad hecha pública de que la compañía quiere desinvertir en Canal + con carácter de urgencia.

Si se cierra el acuerdo, que implica valorar el 100% del capital de DTS en 1.295 millones, Telefónica tendrá un 78% del capital mientras que Mediaset España controlaría el otro 22%.

A finales de febrero, PRISA concedió a Telefónica y a Mediaset un plazo de 15 días para adquirir DTS mediante el ejercicio de una opción de compra, al reducir la familia Polanco, a través de su sociedad patrimonial Rucandio, su participación en el grupo de comunicación por debajo del 30%. Vencido ese plazo, ninguna de las dos compañías ejerció su derecho preferente para la adquisición de la participación accionarial de PRISA en la plataforma.

Telefónica ya anunció que la televisión de pago, a través de Fusión TV, constituirá una parte estratégica de su oferta comercial, integrada en paquetes convergentes junto a la telefonía fija, móvil e Internet. Para ello, la operadora ha vuelto a comprar derechos de acontecimientos deportivos como la Fórmula 1 o el campeonato mundial de motociclismo y se ha postulado para ampliar su oferta de contenidos mediante adquisiciones. El número de abonados a su oferta de televisión asciende a cerca de 700.000.

El principal competidor de Telefónica en España en el negocio de las telecomunicaciones, Vodafone, se ha reforzado recientemente con la compra de la operadora de cable Ono en una operación valorada en unos 7.200 millones de euros, deuda incluida, una transacción que está aún pendiente de cierre.

En lo que va de año, el Grupo PRISA ha procedido a la venta de 15 millones de acciones de Mediaset España por un valor de 121 millones de euros y ha llegado a un acuerdo, pendiente de cierre, para la cesión de sus operaciones de ediciones generales al Grupo Random House por 72 millones de euros.