Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BOLIVIA LITIO

Morales inaugura una planta piloto de baterías de ión litio en el salar de Uyuni

En la imagen, el presidente de Bolivia, Evo Morales. EFEArchivo Ampliar foto
En la imagen, el presidente de Bolivia, Evo Morales. EFE/Archivo EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró hoy una planta piloto donde los técnicos de este país se capacitan para la producción de baterías con el litio del salar de Uyuni, que tiene la mayor reserva mundial de ese metal.

Morales inauguró la planta, montada por la empresa china LinYi Dake en una superficie de 1.600 metros cuadrados en la localidad de La Palca, en la región andina de Potosí, donde también se encuentra el salar de Uyuni.

"Si tenemos la reserva más grande de litio en Bolivia, ¿por qué no tener la industria más grande de litio en Bolivia? Esa debe ser nuestra meta y está en nuestras manos", sostuvo el gobernante.

El salar de Uyuni es el fondo de un antiguo mar seco con una extensión de 10.000 kilómetros cuadrados, situado en Potosí, región fronteriza con Chile y Argentina.

El Gobierno de Evo Morales ya ha montado allí una planta para producir cloruro de potasio y otra piloto para fabricar 40 toneladas mensuales de carbonato de litio, materia prima para la producción de las baterías.

El complejo inaugurado hoy cuenta con 150 equipos de fabrica y laboratorio y su construcción y montaje tuvo un coste total de 3,7 millones de dólares, explicó el director de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos, Luis Alberto Echazú.

"El objetivo inmediato de la planta piloto de baterías es la capacitación de técnicos bolivianos y el entendimiento de la tecnología proporcionada por la empresa LinYi Dake para la evaluación de técnicas de producción industrial", dijo Echazú, cuya oficina depende de la estatal Corporación Minera de Bolivia.

Agregó que la planta tiene una capacidad diaria de producción de mil baterías de teléfonos móviles y 40 baterías mayores para bicicletas o automóviles.

El proyecto se encuentra en una fase de "capacitación y puesta a punto", que durará cuatro meses, en los que dos funcionarios chinos trabajarán con los 21 profesionales bolivianos que trabajan en la planta y que ya han logrado ensamblar baterías para teléfonos móviles y para bicicletas, cuyas muestras probó hoy Morales.

Echazú señaló que, por el momento, se trabaja en el ensamblado de baterías con materiales importados, si bien el objetivo a plazo medio será el diseño y producción de baterías con materia prima boliviana para diferentes dispositivos electrónicos.