Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENERGÍA ELECTRICIDAD

La ley eléctrica de extrapeninsulares se aprobará con el rechazo de la oposición

La diputada de ERC Teresa Jordá (i) en la tribuna de oradores del Congreso. EFEArchivo Ampliar foto
La diputada de ERC Teresa Jordá (i) en la tribuna de oradores del Congreso. EFE/Archivo EFE

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará hoy previsiblemente de forma definitiva la ley de garantía de la seguridad de suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) con el rechazo de la mayoría de la oposición.

Durante el debate en el Congreso, la mayoría de los grupos de la oposición han expresado su voto en contra a la normativa y han coincidido en criticar que se aproveche esta ley para introducir "por la puerta de atrás" la técnica de la fracturación hidráulica o "fracking".

En este sentido, el texto incluye en dos disposiciones finales modificaciones a la ley de hidrocarburos y al real decreto por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental para introducir esta técnica.

La diputada de ERC Teresa Jordá ha señalado que esto supone abrir "las puertas a la extracción" con esta técnica, que "no soluciona nada, sólo arrasa", una critica en la que ha coincidido la diputada de Geroa Bai Uxue Barkos, el de Nueva Canarias Pedro Quevedo, la de ICV Laia Ortiz, la de CiU Inma Riera o el del PSOE Pablo Martín.

Junto a este punto, los grupos de la oposición han criticado que la normativa invade competencias autonómicas, trata por igual a territorios con distintas necesidades y no sirve para cumplir los objetivos que enuncia.

En este sentido, el diputado de Nueva Canaria Pedro Quevedo ha señalado que introduce "elementos" que suponen una "clara invasión de competencias" de las Comunidades Autónomas, a la vez que cuestiona el futuro energético de estos territorios con un modelo basado en "tecnologías sucias".

Desde UPyD, el diputado Carlos Martínez Gorriarán ha criticado una ley que solo "extiende más la oscuridad sobre el sector eléctrico".

Desde el PSOE, Pablo Martín ha rechazado la ley porque ha dejado pasar una oportunidad para abordar "una verdadera reforma de estos sistemas y convertirlos en modelos de sostenibilidad energética".

Desde el PP, el diputado Guillermo Mariscal ha defendido que el Gobierno ha encarado "sin complejos" las dificultades del sistema eléctrico y ha buscado solventar los problemas de los territorios insulares sin "amedrentarse".

Mariscal también ha criticado la postura de algunos grupos "que negocian unas cosas en sus territorios y dicen otras" en el Congreso.

En el Senado, el texto había recibido tres vetos (dos de senadores del Grupo Mixto y otro del PSOE) que fueron rechazados y 74 enmiendas, de las que solo se incorporaron tres del PP.

Anteriormente, durante su trámite en el Congreso, la normativa sufrió importantes cambios para adaptar su articulado a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno central y los autonómicos.