Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
R.UNIDO ENERGÍA

Liberan a la diputada británica detenida por protestar contra el "fracking"

La diputada del Partido Verde Caroline Lucas (d)  esposada ayer en el interior de un vehículo policial, tras ser detenida durante una protesta contra la controvertida técnica de extracción de gas conocida como fracturación hidráulica o "fracking", en el condado de West Sussex (Reino Unido). Ampliar foto
La diputada del Partido Verde Caroline Lucas (d) esposada ayer en el interior de un vehículo policial, tras ser detenida durante una protesta contra la controvertida técnica de extracción de gas conocida como fracturación hidráulica o "fracking", en el condado de West Sussex (Reino Unido). EFE

La diputada británica del Partido Verde Caroline Lucas, detenida en el condado de West Sussex al manifestarse contra la técnica de extracción de gas conocida como "fracking", fue puesta en libertad bajo fianza, informó hoy la BBC.

Lucas y su hijo figuraron este lunes entre la treintena de activistas arrestados por los agentes cuando se manifestaban cerca de la localidad de Balcombe, en el condado inglés de West Sussex, donde la empresa energética Cuadrilla ha comenzado prospecciones de gas empleando la controvertida técnica de fracturación hidráulica.

La citada cadena británica indicó hoy que la diputada por la circunscripción de Brighton Pavilion fue puesta en libertad anoche.

En declaraciones hechas hoy a la BBC, Lucas señaló que la próxima semana sabrá si afrontará cargos por su implicación en la protesta y mantuvo que la manifestación no perturbó a los residentes de Balcombe.

"Creo que juntos hemos podido enviar un fuerte mensaje al Gobierno que dice que no necesitamos y no queremos el fracking", dijo hoy la política, que recordó que siempre ha empleado su estatus como diputada para poner de manifiesto cuestiones medioambientales.

Lucas dijo al citado canal que tiene la sensación "de que el Gobierno no escucha" con relación a estos asuntos.

Las detenciones de los activistas se produjeron en la tarde del lunes, cuando los agentes desalojaron a un grupo de unas doscientas personas que bloqueaba una de las entradas al campo de extracciones que la compañía energética Cuadrilla mantiene en la zona.

Otras dos protestas se llevaron a cabo ayer en el Reino Unido contra las extracciones de gas por medio de una técnica que los activistas consideran nociva para el medio ambiente.

Una veintena de manifestantes bloqueó la entrada a la sede de Cuadrilla en Lichfield, en el centro de Inglaterra, mientras otra media docena de personas se adhirieron con pegamento a las puertas de la empresa de relaciones públicas Bell Pottinger, en el centro de Londres, encargada de las campañas publicitarias de Cuadrilla.

La técnica de la fractura hidráulica consiste en inyectar agua a alta presión en las profundidades de la tierra, varios kilómetros por debajo de la superficie, para quebrar la roca y liberar así grandes cantidades de gas.

Los grupos que se oponen al "fracking" argumentan que el procedimiento puede contaminar las aguas subterráneas y causar leves temblores de tierra en las zonas donde se perfora.

La semana pasada, el primer ministro británico, David Cameron, pidió públicamente el apoyo hacia la técnica del "fracking" al considerar que puede generar miles de empleos y reducir la factura de la luz de los ciudadanos.