Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica sienta las bases de su futuro digital con el mayor centro de datos

La compañía concentrará toda su capacidad informática en España, México, EE UU y Brasil

Cesar Alierta, quinto por la izquierda, en la inaguración.
Cesar Alierta, quinto por la izquierda, en la inaguración.

Telefónica ha inaugurado hoy en Alcalá de Henares (Madrid) la primera fase del proyecto Alcalá Data Center, el mayor centro de datos de la compañía con una capacidad equivalente a 35 millones de portátiles de última generación, allí la multinacional de las telecomunicaciones almacenará los datos de sus clientes europeos. La inversión es de más de 120 millones de euros. Hasta 24 provienen de las administraciones, a través de subvenciones y créditos blandos, también han contribuido los fondos Feder de la Unión Europea y la Comunidad de Madrid ha cedido los terrenos en el parque tecnológico Tecnoalcalá. La compañía tiene previsto aumentar la inversión hasta los 300 millones en los próximos años. Las instalaciones forman parte de la transformación que está experimentando Telefónica y que tiene por objetivo convertir a la empresa en una de las compañías líderes en el mundo digital.

El centro cuenta con 23 salas de Tecnologías de la Información (IT) y una superficie construida de 65.700 metros cuadrados sobre un terreno equivalente a ocho campos de fútbol. Con este tipo de centros Telefónica aspira a reducir a cuatro puntos clave los 96 centros actuales en todo el mundo para simplificar su estructura interna. Alcalá, Miami, Mexico y Brasil, acapararán al máximo la capacidad informática de la compañía. El objetivo es prestar servicio mediante Telefónica Soluciones a clientes que deseen albergar los datos de sus clientes y su negocio en las instalaciones de los centros de datos. Además, las nuevas instalaciones aspiran a convertirse en una referencia interna para consolidar las infraestructuras de Europa. En Alcalá se concentrarán los datos de Alemania, Reino Unido, República Checa y España para reducir el número de servidores y su obsolescencia, también se renovará toda la infraestructura de la empresa. Telefónica aspira a que cualquier empresa, pequeña, mediana o multinacional, en lugar de construir su propio data center, se instale en los suyos, puesto que es un proyecto en expansión.

La dirección de la compañía ha hecho hincapié en lo que califica como una "apuesta por la economía española", con un proyecto que empleará a 120 trabajadores, desde ingenieros de explotación y de producción hasta operadores de sala. El presidente de la multinacional española, César Alierta, ha explicado que iniciativas como este centro aspiran a "convertir a España en una país capaz de alojar las infraestructuras digitales tecnológicas del mañana",

Primera fase

Hoy se ha inaugurado la primera de sus cinco fases, que ya está operativa y se ubica en un edificio de 24.700 metros cuadrados con siete salas de 682 metros cuadrados cada una. El proyecto completo, que irá avanzando progresivamente, se extenderá por una superficie total de 65.700 metros cuadrados e integrará otras 16 salas, sobre una superficie de 78.400 m2. Cada módulo será independiente y podrán activarse nuevas salas sin afectar al funcionamiento del resto. De igual forma, los 1.200 kW de potencia por cada sala podrán multiplicarse hasta por cuatro sin impacto en los sistemas albergados.

Tecnología verde

El proyecto incorpora los requisitos de excelencia de la normativa internacional. Por un lado, los principios internacionales Green IT de ecoeficiencia y sostenibilidad, que incluye las últimas infraestructuras eléctricas y de climatización para reducir aproximadamente un 75% el consumo energético.

Igualmente, Alcalá Data Center ha sido diseñado para cumplir con los requisitos de las diferentes certificaciones en calidad de la gestión y la seguridad. Para ello cuenta, entre otras medidas, con un circuito cerrado de televisión y videovigilancia en horario las 24 horas del día, siete días a la semana, con cámaras instaladas tanto en el perímetro como en las salas y los pasillos interiores. En algunas áreas de acceso restringido, se franqueará el paso mediante lectores de tarjetas de proximidad y lectores de huella digital.