Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EURO

El Gobierno español pide en Berlín que "el motor alemán suba de revoluciones"

La canciller alemana, Angela Merkel (d) y el presidente de Francia, François Hollande (i) durante una cena con miembros de la Industria europea en la Cancillería de Berlín, Alemania hoy 18 de marzo de 2013. Ampliar foto
Chipre trunca la cumbre por la competitividad de Merkel, Hollande y Barroso  La canciller alemana, Angela Merkel (d) y el presidente de Francia, François Hollande (i) durante una cena con miembros de la Industria europea en la Cancillería de Berlín, Alemania hoy 18 de marzo de 2013. EFE

El secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Iñigo Méndez de Vigo, subrayó hoy en Berlín que el gobierno español desea que "el motor alemán suba de revoluciones" para contrarrestar los "sacrificios" económicos que realiza España.

Méndez de Vigo llamó la atención sobre la necesidad de que Berlín estimule su consumo doméstico durante un discurso pronunciado en la Fundación Konrad Adenauer -cercana a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel- en el que describió el avance de los ajustes y reformas y esbozó la UE del futuro desde el punto de vista de Madrid.

"Los estados miembros que nos hemos embarcado en una dinámica de reformas estructurales y ajustes de gran calado esperamos contar con el apoyo del resto de socios y de las instituciones", advirtió el secretario de Estado.

Méndez de Vigo remató su afirmación diciendo que el objetivo del apoyo comunitario tiene como objetivo que "el esfuerzo y los sacrificios" que están realizando los países en crisis "no se hagan a costa de la cohesión".

En concreto, apuntó la posibilidad "de que los salarios suban más deprisa en Alemania que en otros países" de la UE, lo que fomentaría el consumo doméstico y, presumiblemente, tiraría de las exportaciones de los países en crisis.

Méndez de Vigo destacó "la conveniencia de que el motor alemán suba de revoluciones" con el objetivo de que "se reduzcan los desequilibrios económicos entre los estados miembros".

A modo de comparación, indicó que hace una década Alemania era el "enfermo de Europa" y que entonces fueron otros miembros en mejores condiciones económicas lo que contribuyeron al bien común del bloque.

"Entonces fuimos otros países los que tiramos del carro de la economía europea. Y lo hicimos porque sabíamos que la aventura europea se asemeja a un equipo de fútbol, donde lo que cuenta no son la individualidades sino la labor del equipo en su conjunto", señaló Méndez de Vigo.

"Para que Europa tenga éxito no basta con que a este o aquel país le vaya bien; nos tiene que ir bien al conjunto. Esa y no otra es la receta del éxito", apostilló.

En este sentido, Méndez de Vigo recordó además que la UE realizó "un generoso esfuerzo de cohesión" en sus sucesivas ampliaciones, algo que beneficio tanto a los nuevos socios, "impulsando su convergencia" con respecto a los países centroeuropeos, como a los fundadores, que obtuvieron acceso privilegiado a nuevos mercados.

Asimismo argumentó que "las recetas de ajuste" no bastan para superar la crisis y que hay un creciente consenso en que "si bien es absolutamente necesario reducir el déficit, también resulta imprescindible recuperar un crecimiento económico robusto y sostenible".

El secretario de Estado recalcó que el Gobierno español está comprometido con la reducción del déficit y las reformas para mejorar la competitividad, que están ya dando "sus primeros frutos".

Sin embargo, señaló que el Ejecutivo español no va a "lanzar las campanas al vuelo" porque es consciente de que "el camino" hacia la recuperación económica "es largo" y España aún está "lejos" de su "destino".

Méndez de Vigo argumentó que la crisis tiene un origen político -relacionado con la articulación de la Unión Económica y Monetaria- y que, por tanto, la solución debe "ser política".