Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BID ASAMBLEA

La economía de Chile crecerá en torno al 5 por ciento este 2013, dice ministro de Hacienda

El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín. EFEArchivo Ampliar foto
La economía de Chile crecerá en torno al 5 por ciento en 2013, dice ministro de Hacienda  El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín. EFE/Archivo EFE

La economía de Chile crecerá en torno al 5%, con una inflación de un 3% y un desempleo de alrededor del 6% este 2013, que será un "buen año" para el país, dijo hoy en Panamá el ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín.

"Soy optimista, vamos a seguir creciendo, sin hipérbole", declaró Larraín en una conferencia de prensa en la capital panameña, en el marco de la 54 Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID ), que concluye este domingo tras dos días de reuniones privadas.

El ministro afirmó que la economía chilena "ha logrado mantener el crecimiento", entre otras razones, por la disciplina fiscal, y porque se ha mantenido fuerte la inversión y el consumo interno dada la "confianza" de los consumidores e inversionistas.

La economía chilena creció entre un 5,5 y un 5,6% en 2012, según datos preliminares.

Pese al "optimismo" general en el futuro de la economía, el Gobierno chileno tiene también algunas preocupaciones, entre ellas, las políticas de expansión monetaria de Estados Unidos, Japón y Europa, lo que impacta en la apreciación de las monedas de varios países de la región, entre ellas Chile.

"Nos preocupa como desafío el relajamiento cuantitativo de las economías desarrolladas, lo que significa que vamos a mantener una política monetaria muy expansiva", dijo el ministro aludiendo al aumento de "la liquidez a través de bonos de largo plazo" de esos países.

Larraín dijo que esas políticas de las economías desarrolladas afectan negativamente al sector exportador chileno, puesto que "depende del tipo de cambio, y un tipo de cambio que se aprecia por influencias externas deja algunas opciones limitadas de política económica" para enfrentar la situación.

Entre ellas, Chile analiza varias opciones, descartando medidas que impliquen controles de capitales o el proteccionismo, porque "no nos gustaría transitar por ellas", dijo.

"Estamos estudiando una serie de medidas macroprudenciales, que no está claro que las vayamos a tomar", mientras que otras ya se están aplicando, como es una política de disciplina fiscal y emitir deuda soberana en moneda local.

En su informe macroeconómico, publicado hoy, el BID coincide con Larraín en destacar que las monedas latinoamericanas, en general, se han apreciado en forma considerable, afectando potencialmente las exportaciones y el crecimiento de los países de la región.

Como factores que pudieran explicar ese fenómeno, el organismo cita los altos precios de los productos básicos, los cuantiosos flujos de capitales motivados por las oportunidades atractivas de inversiones y las políticas monetarias expansivas de los bancos centrales de las economías desarrolladas.

Otra preocupación de Chile, dijo Larraín, es la situación de Europa, a cuyo mercado destina el 20% de sus exportaciones.

También mencionó la "indefinición fiscal de Estados Unidos, y una eventual desaceleración de China, aunque ese último escenario "no lo vemos", dijo Larraín.

El ministro chileno participa en Panamá en la 54 Asamblea Anual del BID, que hoy concluye.