Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARQUITECTURA IBÉRICA

Herrera plantea una regeneración urbana, oportunidad para la construcción

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (c), es recibido con los abucheos y palmeos de cerca de un centenar de funcionarios que espontáneamente celebran los viernes de negro para defender la dignidad de los empleados públicos y el empleo. Ampliar foto
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (c), es recibido con los abucheos y palmeos de cerca de un centenar de funcionarios que espontáneamente celebran los viernes de negro para defender la dignidad de los empleados públicos y el empleo. EFE

Así lo ha expuesto Herrera durante la clausura hoy en Valladolid del encuentro "Arquitectura Ibérica", a cuya entrada, en el pasillo de la Consejería de Fomento, ha sido recibido con los abucheos y palmeos de cerca de un centenar de funcionarios que espontáneamente celebran los viernes de negro para defender la dignidad de los empleados públicos y el empleo, con 8.700 firmas recogidas en la Comunidad.

Herrera, que ha hecho una breve alusión a lo que ha definido como "ambiente cargado de dialéctica" con el que "se ha encontrado en los pasillos", ha detallado que esta regeneración urbana ya tiene un marco normativo en la Comunidad, el anteproyecto de ley de regeneración urbana de Castilla y León, que será una realidad este año.

El modelo responde a un momento de crisis en el que "hay que evitar nuevos derroches de suelo", dejar atrás los modelos urbanos expansivos y apostar por "la mejora de los espacios urbanos preexistentes", ha sostenido el titular del Ejecutivo autonómico.

Durante la clausura de "Arquitectura Ibérica", encuentro en el que han participado una docena de arquitectos de España y Portugal, críticos y alumnos, en un diálogo entre la experiencia y las nuevas voces, el presidente de la Junta ha reivindicado la arquitectura como un servicio a la sociedad.

En un momento de crisis como el actual, Herrera se ha referido a esa vuelta de la arquitectura a su esencia como servicio a la sociedad, al ciudadano, con una visión "sostenible" de la ciudad, "huyendo de cierta arquitectura-espectáculo".

El presidente de la Junta ha dibujado en su intervención las líneas de ese proyecto de Ley de Regeneración Urbana de Castilla y León, que responde a un momento en el que a pesar de la actualización de los planeamientos urbanísticos de muchas de las ciudades de la Comunidad, todavía hay barrios con viviendas envejecidas e inadecuadas, "infraviviendas" en muchos casos, en las que "al deterioro físico se añaden las carencias de recursos de sus pobladores".

"Hay una clara necesidad de acciones rehabilitadoras o reurbanizadoras", con una "visión global, integradora de políticas sociales y regeneradoras de las ciudades", que conduzca a ciudades sostenibles, en las que se de respuesta especialmente a situaciones que afecten a los colectivos más frágiles, cuando no en situaciones de exclusión social, ha reflexionado Herrera.

Se trata de orientar las políticas públicas a una regeneración urbana, entendida como estrategia de futuro, que también requiere de "un necesario debate" sobre el papel de los barrios, con una recuperación física y socio-económica que promueva la calidad de vida de la población, tanto de la que vive como de la que pueda atraer.

En la clausura han intervenido los dos directores del encuentro, el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura y el navarro Francisco Mangado, que han destacado la intensidad de las dos jornadas celebradas en Valladolid, "muy útiles tanto a las generaciones jóvenes como a su generación", en palabras del primero.

Mangado, que tiene algunas obras en Castilla y León como el palacio y auditorio Lienzo Norte de Ávila, ha expresado su "total confianza, ciega, en la generación de jóvenes".