China modera su crecimiento al 8,1% por el impacto de la crisis mundial

El aumento del PIB es inferior al del trimestre anterior y el menor desde hace casi tres años

Ingenieros trabajan en postes de electricidad de Pekín (China).
Ingenieros trabajan en postes de electricidad de Pekín (China).EFE

La economía china creció un 8,1% en el primer trimestre, hasta 10,79 billones de yuanes (1,3 billones de euros), comparado con el mismo periodo del año pasado, según ha informado hoy la Oficina Nacional de Estadísticas. La crisis mundial ha afectado al país asiático, donde las exportaciones y la demanda doméstica se han enfriado. El aumento del PIB es inferior al del trimestre precedente —un 8,9%— y el menor desde el segundo trimestre de 2009.

China "sigue manteniendo un crecimiento moderado y relativamente rápido", ha asegurado Sheng Laiyun, portavoz del organismo gubernamental, en un ejercicio dialéctico que pone de manifiesto la necesidad del Gobierno de impulsar un aumento sostenido de la actividad al mismo tiempo que evita un sobrecalentamiento y que se disparen los precios.

El crecimiento del producto interior bruto (PIB) se ralentizó al 9,2% en el conjunto del año pasado desde el 10,4% de 2010 a causa de las turbulencias en Europa y Estados Unidas, que pasaron factura a la segunda economía del mundo. China depende en buena medida de las exportaciones.

Los últimos meses, Pekín se ha comprometido a ajustar sus políticas para evitar un aterrizaje duro de la economía, que podría desencadenar grandes pérdidas de empleos y disturbios sociales; un problema que quiere evitar a toda costa, especialmente ante el cambio de la cúpula dirigente del país que se producirá a finales de otoño durante el XVIII Congreso del Partido Comunista Chino.

El Gobierno recorta para 2012 sus previsiones  de crecimiento al 7,5%

El Gobierno ha recortado sus previsiones de crecimiento para 2012 al 7,5%, en un claro reconocimiento de que la actividad se está ralentizando. El país asiático ha superado continuamente en los últimos años las estimaciones oficiales que han dado las autoridades.

El primer ministro, Wen Jiabao, aseguró recientemente que China afinará las políticas según haga falta mientras continúa la campaña para controlar los precios del sector inmobiliario, que se han disparado, y la especulación. Las ventas de viviendas han caído un 17,5% en el primer trimestre.

Wen afirmó a principios de mes que impulsará los proyectos de inversión claves, acelerará las ayudas a la exportación y garantizará una liquidez “razonable” del dinero. El Gobierno también ha desacelerado el alza que había experimentado el yuan con objeto de respaldar a las empresas exportadoras, que están sufriendo de la menor demanda extranjera. La divisa china se ha debilitado un 0,2% frente al dólar este año, tras haber subido un 4,7% en 2011.

La producción industrial ha aumentado un 11,9% en el mes de marzo, frente al mismo periodo del año pasado. Las ventas minoristas han subido un 15,2%. La inversión en activos fijos —uno de los principales motores de la actividad— ha crecido un 20,9% en el trimestre.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50