Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ford plantea un ERE de 39 días para adaptarse a la producción

La medida, que está en negociación con el comité de empresa, afectaría a 4.000 trabajadores

Ford ha iniciado conversaciones con el Comité de Empresa de la planta de Almussafes para negociar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo de 39 días durante 2012, motivado por la necesidad de readaptar las instalaciones a la llegada de nuevos modelos, y ante la previsión de que la demanda de automóviles en Europa se mantenga débil durante el próximo año.

Ford asegura que la medida, que afectará a 4.000 empleados de la línea de producción de vehículos, de los 6.200 del total de plantilla, es temporal. Los paros serán efectivos entre enero y octubre 2012 y no conllevan extinción de contratos.

En junio de este año, Ford anunció la mayor inversión de la historia de la industria del automóvil en España con un montante total de 1.100 millones de euros, aparejada a la adjudicación a la planta de Almussafes de los nuevos modelos Kuga y Transit Connect. La multinacional asegura que la planta valenciana ya se prepara para la fabricación en exclusiva del nuevo Ford Kuga para toda Europa.

Ford ha detallado que los 39 días suspensión de empleo se registrarán desde principios de febrero hasta mediados de octubre, cuando está previsto que arranque la producción del modelo todoterreno Kuga. Las jornadas sin producción serían 11 en el primer trimestre, 9 en el segundo y 19 en el tercero.

Carlos Faubell, secretario general de UGT en Ford, el sindicato mayoritario en la planta de Almussafes, ha exigido a la empresa que asuma un acuerdo alcanzado en abril de 2009 para afrontar una situación similar de caída de la producción. Entonces se acordó que los trabajadores afectados por la suspensión temporal de empleo recibirían al menos el 80% de la paga habitual y que tendrían garantizado el 100% del salario correspondiente a las pagas extraordinarias.

Intersindical, por su parte, plantea medidas alternativas a la suspensión de empleo y, en su caso, ha exigido que se mantenga el 100% del salario a los posibles afectados. La empresa se ha comprometido a trasladar su posición en una próxima reunión.

Mientras, las empresas del parque de proveedores de la factoría de Ford en Amussafes (Valencia) lamentan el ERE temporal planteado por la dirección de la empresa automovilística, aunque no lo ven "dramático", ya que consideran que podrán asumirlo sin despidos. Así lo ha asegurado a Europa Press el presidente de la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (AVIA), Emilio Orta, quien ha señalado que Ford es el primer cliente de las compañías que integran esta entidad.

Las compañías del Polígono Juan Carlos I de Almussafes entienden que este ERE no es "nada satisfactorio", pero tampoco algo "dramático", puesto que consideran que podrán asumirlo sin despidos y sin ajustes en sus plantillas.