Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Los mercados ignoran el recorte a la nota de solvencia de España

Las Bolsas europeas abren al alza pese a la decisión de Moody's de devaluar la calidad crediticia española en dos peldaños. -La prima de riesgo española desciende y el Ibex cotiza en tablas

Las principales Bolsas europeas han abierto hoy con subidas pese a la decisión de la agencia de calificación Moody's de rebajar la nota de solvencia de España, el tercer recorte en poco más de una semana. Así, en con todas las plazas de Europa en verde, el español Ibex 35 ha empezado la jornada con una subida del 0,73%, aunque el repunte ha ido perdiendo fuelle hasta dejar al selectivo en tablas a media sesión.

Mientras, en la deuda, el tijeretazo no se ha traducido en un repunte de las presiones contra los bonos españoles. De hecho, la prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido a los bonos españoles frente a los alemanes, de referencia, bajaba a media mañana unos 6 puntos básicos hasta los 326 cuando ayer ascendió en unos 17 puntos básicos pese a la intervención del Banco Central Europeo. Según fuentes financieras, el instituto emisor salió ayer en ayuda de España e Italia comprando sus títulos en el mercado secundario, donde se intercambian los bonos una vez emitidos.

Frente al duro impacto que tuvo la advertencia de la agencia contra Francia, a la que amenazó por retirarle su triple A -una matrícula de honor de la deuda-, ya que tanto la prima de este país como la de Bélgica marcaron máximos, el recorte aplicado hoy a España no se ha traducido en un incremento de la presión. Los inversores ya lo habían descontado tras las últimas decisiones en el mismo sentido de sus colegas de Standard & Poor's (S&P) y Fitch.

La subida de última hora de ayer de Wall Street ha animado las compras esta mañana al otro lado del Atlántico. El origen de este cambio de tendencia frente a la tónica pesimista de la víspera está en unas informaciones del diario británico The Guardian en las que aseguraba que Francia y Alemania habían llegado a un acuerdo para elevar la capacidad del fondo de rescate desde los 440.000 millones de euros actuales hasta los 2 billones. Sin embargo, fuentes oficiales de la UE consultadas por Reuters han negado tajantemente la información. "Es naif pensar que basta con hacer unos simples cálculos y llegar a una cifra redonda de 2 billones, no es tan simple", han indicado desde estas fuentes.

Pese al desmentido, conocido a la misma hora que empezaban las cotizaciones, los mercados mantenían las subidas a la hora de la apertura. En cuanto al recorte de la calificación de España, el Tesoro público ha emitido un comunicado en el que asegura que el Gobierno está "comprometido con la consolidación fiscal (reducción de déficit)" y ha recordado que los resultados positivos de las últimas subastas demuestra que tiene "resistencia demostrada".

Siguiendo la estela de Fitch y S&P, Moody's ha rebajado dos escalones la calificación de la deuda soberana de España, que pasa de Aa2 a A1. De esta manera, en apenas 11 días las tres agencias de calificación crediticia internacional han revisado a la baja la nota de la deuda española, y en el caso de Fitch y S&P esa rebaja ha alcanzado también a las principales entidades bancarias, y muchas comunidades autónomas y ayuntamientos. Y lo peor puede estar por venir, porque también Moody's como sus homólogas, mantiene la perspectiva negativa y deja abierta la puerta a otros recortes.

Moody's justifica la decisión, en el plano nacional, en la incapacidad de la economía española para crecer y el posible incumplimiento de los límites de déficit; y en el plano internacional, en la vulnerabilidad de España a la crisis de deuda soberana de la eurozona para la que, por el momento, no encuentra ninguna "solución creíble".

La agencia vuelve a incidir, como en sus anteriores informes, en las "serias dudas" que le suscita la capacidad de los Gobiernos autonómicos para asegurar su financiación y reducir al mismo tiempo su nivel de déficit.

Para el conjunto nacional, la agencia rebaja las previsiones de crecimiento para 2012 hasta el 1%, frente al 1,8% que había pronosticado anteriormente, y prevé que los siguientes años la economía crezca a un ritmo del 1,5% anual. Standard & Poor's, en su última revisión del pasado viernes, pronosticó un crecimiento del 1% para 2012.

La agencia, que ya había advertido de una posible rebaja el pasado 29 de julio, subraya la especial vulnerabilidad de España al actual clima de zozobra en los mercados de deuda de la eurozona y no da mucha credibilidad a los planes para cimentar la solvencia que están llevando a cabo los líderes europeos en torno a un fondo de rescate: "No se ha presentado ninguna solución creíble a la actual crisis de deuda soberana de la eurozona y en cualquier caso llevara tiempo que se recupere totalmente la confianza en la cohesión política y las perspectivas de crecimiento de la región", afirma Moody's.