Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA adjudica a Ferrovial y Saerco las torres de control de 13 aeropuertos

El ente público paga 18 millones por los servicios y se ahorra un 50% con el proceso de liberalización

El Consejo de Administración de Aena Aeropuertos ha adjudicado el concurso del servicio de control de torre en 13 aeropuertos de su red a la sociedad participada por Ferrovial y NATS, Ferronats Air Traffic Services, y a la compañía Saerco. Concretamente, la filial del grupo constructor y el proveedor británico de servicios de navegación aérea se queda con las torres de Alicante, Valencia, Ibiza, Sabadell, Sevilla, Jerez, Vigo, A Coruña, Melilla y Cuatro Vientos.

Por su parte, Saerco, la primera empresa privada en obtener la certificación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea como proveedor de servicios de tránsito aéreo, se hará cargo de las torres de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.

El precio de adjudicación del servicio ha sido de 18,1 millones de euros anuales, lo que según el ente supone un ahorro de casi el 50% frente a los costes actuales de Aena, que ascienden a 33,9 millones de euros. En un comunicado, el gestor aeroportuario especifica que se adjudicó el servicio a aquellas ofertas "ofertas que han obtenido las mejores puntuaciones técnico-económicas". La duración del contrato será de cinco años, prorrogables por uno más.

Junto a estas dos sociedades también habían presentado ofertas Tower Traffic Services (Indra con el proveedor público alemán DFS), la unión de Sacyr Concesiones con el proveedor portugués NAV Portugal, Etracontrol (Grupo Cobra) y la sociedad limitada Servicios de Control de Tránsito y Navegación Aérea.

A partir de la firma de los contratos con los nuevos proveedores se abre una fase de transición que se realizará de manera escalonada en los 13 aeropuertos. En ese período, la responsabilidad del servicio seguirá en manos de AENA, aunque en las torres pueda coexistir el personal de control del gestor aeroportuario con el del nuevo proveedor, que estará en período de formación.

Los controladores aéreos de Aena que prestan servicio en estas 13 torres deberán decidir si se subrogan con el nuevo proveedor, conforme a las condiciones económicas y laborales aplicables al nuevo proveedor o si continúan en Aena, donde se les asignaría un nuevo destino, o si rompen su relación contractual con el gestor.