Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Caja Laboral se desploma un 47% en el primer semestre del año

La entidad espera cerrar el ejercicio igualando los resultados de 2010

Caja Laboral obtuvo un beneficio neto de 18,4 millones de euros en el primer semestre de 2011, un 47% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Pese a esta caída, la entidad financiera guipuzcoana espera mantener a final de año los resultados de 2010, cuando alcanzó unas ganancias de 51,4 millones. Caja Laboral explicó en un comunicado que los resultados hasta junio se ajustan "a las previsiones establecidas por el plan de gestión" y atribuyó a un aumento de las provisiones.

La entidad ahorradora aseguró que durante los seis primeros meses del año realizó dotaciones por 78,4 millones, un 21,2% más que en el mismo periodo de 2010, al aplicar "criterios más prudentes en la revisión de la cartera crediticia".

Durante este periodo, el crédito total a clientes se elevó a 15.637 millones, mientras que la inversión en las economías domésticas alcanzó los 11.044 millones, lo que significa una caída del 1,6% "en un entorno marcado por el fuerte descenso de la demanda". Caja Laboral aumentó en un 1,1% la financiación a empresas, aunque sin contar al sector de la promoción inmobiliaria.

La caja perteneciente a la Corporación Mondragón tenía contabilizados 18.720 millones de depósitos de los clientes, un 1,3% menos, aunque logró aumentar en un 0,25% la captación de recursos de clientes minoristas. Su volumen de negocio se elevaba a 33.906 millones.

Asimismo, Caja Laboral destacó que la agencia Fitch calificó su deuda a largo plazo de "A" (buena calidad), y que la tasa de morosidad se sitúa en un ratio del 4,33%, "entre las más bajas del sector", y su índice de eficiencia es del 43,65%.