Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Los mercados dan una tregua a España e Italia

El acoso se modera y la prima baja a 335 puntos básicos. -La Bolsa española cierra en verde por primera vez en cuatro jornadas

El rojo que ayer inundó las pantallas de los operadores de Bolsa y renta fija ha dado paso hoy al verde. Tras el fuerte correctivo que llevó el acoso contra la deuda de España e Italia a rozar máximos con la rentabilidad exigida a sus bonos a 10 años por encima del 6% -cada vez más cerca de la frontera de no retorno del 7%-, ha llegado la calma, aunque esta no deje de ser relativa y tensa. También en las Bolsas, después de las abultadas pérdidas registradas en las jornadas previas, ha llegado el momento para el optimismo y para dejar de lado las dudas sobre la capacidad de la UE de solucionar la crisis.

En los mercados de deuda y a la espera de que los países del euro vayan acercando posturas para llegar a la reunión del jueves con algo más que más declaraciones de buenas intenciones para avanzar en el segundo rescate a Grecia, los inversores han optado por echar el freno en su acoso. Gracias a ello, la prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido a los títulos de los Estados frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, ha bajado hasta los 341 puntos básicos tras abrir en 366.

La mejora de este indicador, el mejor para calibrar la confianza de los inversores en las finanzas de un país, ha sido posible porque el interés exigido a la deuda a 10 años en el mercado secundario, donde se negocian los títulos una vez emitidos por los Estados, bajaba ligeramente al 6,08%, lo que revela una pequeña recuperación del apetito por los bonos españoles. Además, los avances se han consolidado tras conocer el resultado de la subasta de letras del Tesoro. La emisión, al final y pese a la que está cayendo, se ha cerrado rozando el máximo previsto al colocar 4.450 millones en letras a 12 y 18 meses aunque, para ello, se ha visto obligado a comprometer la rentabilidad más alta para este tipo de títulos desde el inicio de la crisis. La demanda, aunque ha bajado en un 25% en el caso de los títulos con vencimiento en un año, se ha mantenido fuerte. Gracias a ello, pasadas las 11, la prima o riesgo país ha acelerado su descenso.

En cuanto al resto de los periféricos, las primas de riesgo de los otros países bajo presión como Portugal, Irlanda o Grecia, que hoy también ha acudido al mercado para emitir 1.250 millones en títulos a 3 meses a un 4,58%, se han unido a la mejora. El resultado de la subasta de letras -la única deuda de Grecia que los inversores están dispuestos a comprar-, que se ha cerrado incluso con un recorte de la rentabilidad frente a la última operación a los mismos plazos, ha permitido a la prima del país dejar atrás su enésimo récord. Este indicador ha abierto hoy al alza hasta los 1.563 puntos básicos, con lo que ha marcado un nuevo máximo más de un año después de ser rescatada por sus socios del euro. Por la tarde, se moderaba a 1.534 puntos.

No obstante, el aviso del miembro austríaco del BCE, Edward Nowotny, de que no descarta una reestructuración temporal y selectiva de la deuda griega -lo que choca frontalmente con la postura del presidente del instituto emisor, Jean-Claude Trichet- ha disparado la rentabilidad de sus bonos a dos años que cotizan en el mercado secundario. El hecho de que la medida empieza a ser aceptada hasta en el BCE ha aumentado el temor de que los títulos emitidos por Atenas que vencen en dos o tres años sufran algún tipo de impago. Por este motivo, el interés que deben ofrecerse por estas letras para tratar de convencer a algún aventurero con ganas de emociones fuertes ha llegado hoy al 39%, un nivel completamente desconocido en la historia reciente de Europa.

Por su parte, la prima de Italia, país que ha vuelto a disparar las sospechas en las últimas sesiones, se situaba en 305 puntos básicos, unos 26 puntos menos que ayer. A la mejora general de la periferia también ha contribuido que los bonos alemanes estaban cediendo posiciones, aunque todavía se intercambian a una rentabilidad mínima inferior al 3% (2,7%).

"Parece que hay más apetito por el riesgo con los valores moviéndose ligeramente al alza, y eso quita atractivo a los bonos alemanes", ha explicado a Bloomberg Nick Stamenkovic, de RIA Capital Markets en Edimburgo. "Los bonos de España e Italia están registrando un respiro tras la cascada de ventas de ayer. Los mercados parecen que son hoy un poco menos pesimistas", ha añadido.

Con vistas a lo que puedan decidir el jueves los líderes de la eurozona para ayudar a Grecia. Pese a las reticencias de Alemania -y de otros países como Holanda, Austria y Finlandia- se van abriendo paso dos tipos de medidas que se debatirán en la cumbre. Por un lado, reducir los tipos de interés que paga Grecia (y puede que también Irlanda y Portugal) y ampliar los plazos de devolución de las ayudas, en el marco de un segundo plan de rescate en el que tiene que acordarse también la participación del sector privado en la reestructuración de la deuda. Y lo más importante: la compra de bonos por parte del mecanismo de rescate (EFSF, por sus siglas en inglés) o a través de préstamos a Atenas, para facilitar el encaje jurídico de esa acción.

En las Bolsas, las plazas más castigadas en las pasadas jornadas como Madrid o Milán han registrado un rebote que, en el caso del selectivo español Ibex 35, le ha permitido poner fin a tres jornadas consecutivas de descensos. En cualquier caso, en lo que llevamos de mes solo ha conseguido acabar tres días en positivo. Además, aunque ha transitado durante la mayor parte de la jornada al frente de las subidas en el conjunto de Europa, al final ha acabado en medio del pelotón. Al cierre, el Ibex ha avanzado un 1%, con lo que mañana abrirá en 9.443 puntos, con lo que se aleja ligeramente del mínimo anual al que cayó ayer. Entre los nombres propios del índice español, la banca se recuperaba del batacazo de ayer con avances superiores al 1% para Caixabank, Santander, BBVA o Sabadell.

En cuanto al resto de Europa, la Bolsa italiana ha liderado el rebote con un repunte del 1,92%. París se ha recuperado en un 1,2%, Fráncfort un 1,19% y Londres un 0,65%. El euro, por su parte, remontaba posiciones frente al dólar ligeramente y volvía a cambiarse sobre las 1,41 unidades del billlete verde. Al cierre en Europa, Wall Street ganaba un 0,80%.