Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo funcionan los seguros ante un terremoto como el de Lorca?

Así opera el organismo público que se hace cargo de las indemnizaciones derivadas de catástrofes naturales

Como siempre que se produce una catástrofe natural en España de las características del terremoto de Lorca (Murcia), entra en acción el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Todo afectado que posea un seguro de vida, accidentes o daños, con cualquier compañía aseguradora autorizada, tiene derecho a solicitar a este organismo público la compensación que le corresponda. Se recomienda, además, que dicha petición se haga lo antes posible.

¿Qué es el Consorcio de Compensación de Seguros?

Se trata de una entidad empresarial pública, dependiente del Ministerio de Economía a través de la Dirección General de Seguros, que tiene la función de respaldar y complementar la acción de las compañías de seguros privadas. Entra en acción ante determinadas situaciones excepcionales que no cubren directamente las aseguradoras, tales como catástrofes naturales (terremotos, inundaciones, tornados, etc.), atentados terroristas, rebeliones o tumultos populares, o actuaciones de las fuerzas armadas en tiempos de paz, entre otras. El CCS funciona, a estos efectos, como una reaseguradora.

¿Qué requisitos hacen falta para solicitar una compensación?

Cualquier persona que tenga un seguro de vida, accidentes o daños con una compañía privada puede hacer la solicitud de compensación. El CCS le cubrirá en los mismos términos que el asegurado hubiera contratado en su póliza con la compañía privada; es decir, le indemnizará por los mismos bienes o capital asegurado y observando las mismas condiciones que estuvieran estipuladas. La póliza, además, ha de estar vigente en el momento de producirse los daños y el asegurado debe estar al corriente del pago de la prima.

¿Cómo se puede pedir la indemnización?

Hay que diferenciar entre daños materiales, por una parte, y daños personales o de pérdida de beneficios, por otra.

En el caso de daños materiales:

El damnificado puede hacer su petición por teléfono, llamando al 902 222 665, de lunes a viernes, entre las 09.00 y las 18.00. En el momento de hacer la llamada debe tener a mano los datos de la póliza del seguro, sus datos personales y bancarios y la información relativa al bien que tiene asegurado.

La solicitud también se puede presentar a través de Internet, siguiendo este enlace. Para utilizar esta vía es indispensable disponer de un certificado o un DNI electrónico, y contar con la misma información indicada para la solicitud telefónica.

En caso de daños personales o por pérdida de beneficios:

La solicitud ha de presentarse por escrito. Debe rellenarse una hoja de comunicación de daños y entregarla en la [delegación regional del consorcio] que corresponda, bien sea en mano, bien a través del correo ordinario. A esa hoja hay adjuntar fotocopia de la póliza y del recibo del pago de la prima, así como documentación acreditativa de los daños producidos y la causa del siniestro.

En todos los casos, los afectados pueden ponerse en contacto directamente con el CCS, pero también con la compañía de seguros con la que hubieran contratado la póliza si quieren que esta les asesore. Tras recibir la solicitud de indemnización, un perito se pondrá en contacto con el demandante para evaluar los daños.

Siempre será el consorcio -y no la compañía de seguros- el que corra con los gastos, ingresando el importe de la indemnización directamente en la cuenta bancaria de los beneficiarios. El organismo se hace cargo por tratarse de una cobertura de inclusión obligatoria en todas las pólizas que se contratan con los dos tipos de seguros citados: contra daños y de personas.

Las primeras indemnizaciones, en cuestión de días

El director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros, Alejandro Izuzquiza, ha afirmado que el organismo comenzará a valorar los daño producidos por el terremoto en Lorca este mismo fin de semana para que los afectados cuyos siniestros sean más fácilmente evaluables sean indemnizados "en cuestión de días".

"Nosotros hemos recibido ya las primeras solicitudes de indemnización, las asimilamos hoy al equipo de peritos y empezaremos las labores de valoración de forma inmediata este mismo fin de semana, y los siniestros que puedan ser más fácilmente evaluables serán indemnizados rápidamente en cuestión de días", ha señalado.

"El término no es tanto ayudas como indemnizaciones por razón de contrato de seguro, y éstas dependerán del cliente afectado, es decir que no sólo indemnizaremos viviendas, sino también automóviles, comercios, industrias, obras civiles y cualquier bien asegurado contra algún tipo de riesgo de daños", ha remarcado.

Más información