Los precios sufren su mayor subida mensual en más de tres años

El IPC toca el 3,8% interanual tras repuntar un 1,2% frente a marzo por el cambio de temporada en el vestido y la Semana Santa

El repunte de los precios no encuentra techo. El inicio de la campaña de verano, que ha motivado un encarecimiento de los viajes organizados, y sobre todo el cambio de temporada en las tiendas de ropa, que llega con mercancías más caras, han impulsado la inflación en un 1,2% en abril frente a marzo, lo que supone su mayor repunte mensual desde octubre de 2007, según el Índice de Precios al Consumo publicado hoy. Frente al mismo mes de 2010, la inflación aumenta en un 3,8%, tal y como ya adelantó el Instituto Nacional de Estadística hace dos semanas.

El repunte mensual se explica por la carestía de los viajes y la ropa, componentes de la cesta de la compra que el INE incluye bajo el grupo de ocio y cultura y vestido y calzado. Estos apartados, que suben un 1,5% y un 9,6%, respectivamente, se han unido al petróleo para alimentar el fuerte incremento de los precios. Según añade la oficina de estadística, el alza del crudo se ha traducido en un incremento del 1% en el precio de los transportes.

En el análisis de la variación anual, donde el IPC registra la subida más alta desde septiembre de 2008 con un 3,8%, se repite uno de los protagonistas. Así, el epígrafe de ocio y cultura aumenta sus precios en más de un punto y medio hasta el 0,6% frente a abril de 2010, lo que supone su mayor incremento desde abril de 2009.

Para el Gobierno, según ha afirmado el Ministerio de Economía a través de un comunicado, "abril es tradicionalmente un mes con alzas mensuales pronunciadas" por la Semana Santa y el cambio de temporada en el vestido.

Subida de los alimentos

Como novedad, los alimentos toman el relevo de los transportes para justificar el persistente avance de la inflación, que ha roto las previsiones que apuntaban a que iba a tocar un pico en el primer trimestre para empezar a bajar a partir de entonces. La subida en un 2,2% de estos productos contrarresta la moderación en tasa interanual de los carburantes.

Aunque el transporte es un 9,3% más caro que hace un año, este porcentaje es cinco décimas inferior al dato de marzo. Esto se debe a que los precios de los carburantes y lubricantes aumentan menos que en el mismo periodo del pasado año.

Sin salir del lado de las preocupaciones, la inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos por su alta volatilidad, subió cuatro décimas respecto a marzo hasta el 2,1%. Este avance presupone más problemas para desatascar el consumo de las familias, que persiste en su atonía, ya que reduce la renta de los hogares y obliga a rascarse más el bolsillo a la hora de llenar la cesta de la compra.

Efecto del alza del IVA de hace un año

No obstante, Economía sostiene que este aumento "mantiene la tasa interanual moderada que se ha ido observando en los últimos meses en los componentes que están menos sujetos a la volatilidad de los mercados internacionales". Asimismo, también recuerda que el incremento del IVA, la subida de la luz y el aumento de los impuestos del tabaco siguen ejerciendo un efecto al alza en el IPC que se irá reduciendo a partir de julio, mes en el que entró en vigor hace ahora un año.

El Producto Interior Bruto (PIB) de España, lastrado por el estancamiento del gasto de los hogares, creció apenas un 0,2% en el primer trimestre gracias, precisamente a otros factores como las exportaciones, según las primeras estimaciones del Banco de España que debe ahora confirmar el INE.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS