Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI niega un plan para reestructurar la deuda griega

Fuentes del Fondo consideran "insostenible" la posición económica de Atenas y creen que su Gobierno tendrá que intervenir en 2012. -El ex primer ministro socialista griego pide una operación urgente

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), desmintió categóricamente la noche del sábado que Grecia vaya a reestructurar su deuda. "Seguimos como estaba planeado. Hemos puesto en marcha junto al Gobierno un programa que implica que Grecia no va a reestructurar la deuda. Los mercados pueden especular durante horas de eso, pero la posición del FMI no va a cambiar".

El rumor acerca de un posible impago de la deuda no cesa desde que el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, abriera la caja de los truenos hace unos días, para declarar después que se le había malinterpretado. Citando fuentes del FMI, The Wall Street Journal afirmó el sábado que el Fondo considera "insostenible" la deuda de Grecia y, a pesar del nuevo ajuste, que incluye un plan multimillonario de privatizaciones, el Ejecutivo de Yorgos Papandreu se verá obligado a reestructurar a partir de 2012. "Altos funcionarios han asegurado a las partes implicadas en el programa griego, incluyendo a la Comisión Europea y a los Gobiernos de la eurozona, que la reestructuración debería considerarse de inmediato", aseguraba el diario estadounidense.

Por su parte, el Financial Times cree que el Gobierno alemán habría elaborado planes provisionales para una reestructuración. William Murray, portavoz del FMI, negó "totalmente" esas informaciones, al igual que el ministro de Finanzas griego, Yorgos Papakonstantinou: "Seguimos en el plan de reducir el déficit y poner en marcha reformas estructurales, así que la reestructuración no está sobre la mesa".

La reestructuración de la deuda es un importante factor de controversia dentro de la política griega. Atenas debería reestructurar su deuda enseguida para ayudar a reconstruir su economía, afirmó en una entrevista publicada el sábado por el diario To Vima Kostas Simitis, ex primer ministro socialista griego y artífice de la entrada de Grecia en el euro en 2001. "Una reestructuración bien estudiada mejorará esencialmente nuestra situación", declara Simitis. "[Pero] cuanto más se retrase, la deuda se hará más grande. (...) Los próximos 15-20 años deberían ser un periodo para reconstruir una economía estable con optimismo y para alcanzar el desarrollo europeo, y no un periodo de miseria en el que quedemos a merced de los vaivenes de la economía mundial", añade.

Kostas Simitis, que desempeñó la jefatura del Gobierno griego entre 1996 y 2004, fue expulsado en 2008 del grupo parlamentario del Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok, en sus siglas en griego), actualmente en el poder, por atacar públicamente el llamamiento del líder del partido, el actual primer ministro griego, Yorgos Papandreu, a favor de un referéndum sobre el Tratado de Lisboa.