Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxa gana un 32,7% menos y destina 200 millones a dotaciones voluntarias

Kutxa ganó 69,4 millones en 2010, un 32,7% menos respecto al ejercicio anterior, aunque, según afirma la caja guipuzcoana, destinó 204 millones a dotaciones voluntarias. El beneficio recurrente fue de 163 millones, un retroceso del 11%, y no se incluyen las plusvalías por la venta del Banco Madrid, pendiente de trámites administrativos.

Pese a esta situación, donde se asiste al descenso del beneficio, la dirección de Kutxa adelanta que propondrá a su asamblea general, prevista para finales de marzo, un presupuesto para la obra social similar al del pasado 2010, que alcanzó a más de dos millones de beneficiarios.

Al explicar sus resultados, Kutxa, que remarcó su condición de una de las entidades más solventes del sistema financiero español, destaca que ha renunciado a la posibilidad de generar plusvalías por medio de la venta de participaciones estratégicas.

Para comparar magnitudes, desde Kutxa se añade que su margen de intereses alcanzó los 314,4 millones, con una bajada del 6,9%, frente al 32% en el sector, hasta septiembre. Otro tanto ocurre con el margen bruto, en el que se concentran todas las operaciones típicas del negocio bancario, y fue de 532,3 millones, un 8,6% inferior al de 2009, pero que llegó al 22% de media en el sector.

La inversión crediticia de Kutxa en su conjunto creció un 1,7% el año pasado, alcanzando los 16.550 millones. Sin embargo, los créditos hipotecarios subieron un 4,3%, hasta los 9.733 millones.

Eso sí, la entidad que preside Xabier Iturbe, que colocó 700 millones en células hipotecarias en el mercado europeo, asegura que en la segunda mitad del pasado ejercicio empezó a observarse una "leve" pero "progresiva" reducción de la morosidad, que permitió a Kutxa cerrar el año con una tasa del 3,18% de los activos en riesgo del sector privado, frente al 6,12% de la media del sector de cajas.