Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La implantación de Basilea III reducirá el PIB hasta un 0,15%

La OCDE estima que la implantación de los nuevos requisitos de capital a los bancos afectará al crecimiento económico

El Acuerdo de Basilea III busca evitar otra crisis bancaria aumentando los requisitos de capital de los bancos. Sin embargo, desde la OCDE ponen un pero a este acuerdo. Su aplicación puede hacer que se reduzca el PIB entre un 0,05% y un 0,15%. Una cifra que, aunque no parece elevada, sí que podría tener efecto en un país como España donde el PIB cayó un 0,2% el año pasado. El informe de la OCDE, El Impacto Macroeconómico de Basilea III, apunta que el incremento de capital para los bancos hará aumentar los tipos de interés alrededor de 15 puntos básicos. La organización en su informe no toma en consideración un posible cambio en la política monetaria que podría frenar el impacto en el PIB de la aplicación de Basilea III.

Los supervisores económicos piden más capital de buena calidad a las entidades financieras en este nuevo marco. De esta manera, el documento de la OCDE apunta que aunque ya se han tomado algunas medidas a la hora de mejorar la pureza del capital de las entidades, todavía queda camino por recorrer hasta llegar a los niveles marcados. Teniendo en cuenta lo conseguido hasta ahora, antes de llegar a 2015 los bancos necesitarán aumentar su actual common equity (capital de mayor calidad) alrededor de un 1,2% y el capital Tier 1 alrededor de medio punto. El Acuerdo de Basilea III diferencia entre tres tipos de capital, en función de su calidad: Common capital, Tier 1 y Capital Total.

Japón es el país cuyas entidades tienen que mejorar más sus niveles de calidad: un 1,7%, según los datos de la OCDE. Seguido por la zona euro a los que les falta un 1,3%; mientras que a Estados Unidos le restaría aumentar medio punto porcentual.

El incremento de las reservas que tienen que tener las entidades bancarias puede hacer que reduzcan los préstamos o que aumenten el tipo de interés al que los realicen. Si los bancos cierran el grifo del crédito, este puede repercutir en el crecimiento de los países.

El aumento en el capital que pide Basilea III puede afectar a los tipos de interés de los bancos. Así, el informe estima que para 2019 los bancos podrían incrementar su interés para préstamos, de media, alrededor de 50 puntos básicos. A pesar de la diferencia de recapitalización de los países de la OCDE y de las diferentes estructuras bancarias, el aumento es bastante similar en todos los países miembros. Si se tiene en cuenta los requerimientos que son necesarios para 2015 el incremento que se produciría entre ese año y 2019 sería de entre un 12,3 y 18,6 puntos básicos.