Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida de la luz impulsa la inflación a su valor más alto desde 2008

El IPC aumenta un 3,3% en enero.- La subyacente repunta una décima hasta el 1,6%.- El petróleo marca su precio más alto en más de dos años

La subida de la luz impulsa la inflación a su valor más alto desde 2008

La subida de la luz y el repunte en el precio de los alimentos ha impulsado la inflación hasta su nivel más alto desde octubre de 2008, lo que contrasta con la debilidad que sigue arrastrando el consumo en una economía que está tardando más que el resto de sus socios del euro en despegar. Según ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística, el índice de Precios de Consumo (IPC) subió tres décimas en enero hasta el 3,3%, en coincidencia con el dato adelantado hace dos semanas.

Para el Ministerio de Economía, según afirma en un comunicado, la subida del precio de la electricidad, que se encareció hasta un 9% por el mayor coste de las materias primas -petróleo-, explica dos de las tres décimas de incremento de la inflación. La décima restante se debe al encarecimiento del tabaco por los impuestos, los alimentos, el gas -que sube un 4%-, los viajes y la restauración.

El motivo que explica la subida de los alimentos es que su precio de venta al público todavía no había reflejado la escalada en los mercados internacionales (sobre todo, en cereales) y el aumento de costes de producción (fertilizantes, pesticidas, transporte), que corren en paralelo al petróleo. El crudo, sin embargo, se ha caído de los factores determinantes del dato publicado hoy ya que hace un año ya hubo un repunte del barril, lo que modera su impacto en la tasa interanual del IPC.

En cualquier caso, si se elimina los elementos más volátiles de la cesta de productos que el INE analiza para fijar la evolución de los precios, la llamada inflación subyacente también sube, aunque menos con una décima hasta el 1,6%.

En este sentido, la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha afirmado hoy que la inflación "se va a ir moderando en el transcurso de los próximos meses", a medida que se reduzca el efecto de la subida de la electricidad, que a su juicio ha causado el incremento de la inflación hasta el 3,3% en enero. Aun y todo, insistió que "sería deseable" que el conjunto del IPC "vaya bajando", tal y como ella misma prevé.

Previsible máximo en febrero

Con vistas al futuro, los expertos auguran que la inflación marcará un máximo en febrero y que, a partir de este momento, comenzará a frenarse por la evolución al alza del petróleo en 2010, lo que condiciona la comparación. Eso si, tal y como advierte el Banco de España, no se produce lo que llaman un efecto de segunda ronda en los precios y que supone trasladar la subida del crudo a los costes de producción y, de ahí, a los salarios.

En este sentido, el barril de brent, de referencia para Europa, que sobrepasó la cota psicológica de los 100 dólares este mes por las revueltas en Egipto, hoy ha tocado los 103,66 dólares, su valor más alto desde septiembre de 2008.

En la comparación mensual, sin embargo, las tradicionales rebajas de enero motivaron un descenso del 0,7% en los precios frente a diciembre. El abaratamiento del apartado de vestido y calzado permitió enjugar el encarecimiento de la vivienda, donde se incluyen los precios de mantenimiento y, por tanto, de la luz y el gas, o el transporte, condicionado por el alza de los carburantes que ha provocado el mayor coste del petróleo.