Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares también vende bonos para garantizar su liquidez

El Gobierno balear anuncia una emisión de deuda de entre 200 a 300 millones a un interés del 4,75%

Baleares lanzará al mercado una emisión de bonos sobre su deuda pública por valor de 200 millones de euros (ampliable a 300) ofertando un interés del 4,75%. El consejero de Economía, Carles Manera, lo ha anunciado esta mañana tras garantizar la solvencia de las cuentas autonómicas y subrayar el permiso del Banco de España y del Ministerio de Economía y Hacienda, que les ha autorizado a emitir hasta 370 millones.

Las previsiones que maneja el Ejecutivo balear es que la demanda supere ampliamente la oferta "por la enorme capacidad de ahorro" de los insulares, según ha vaticinado Manera durante la.

La comunidad balear, con 1,1 millones de habitantes, tiene una deuda histórica acumulada total de 3.600 millones, de los que 690 millones se sumaron en 2010. El déficit está ajustado a la normativa española e internacional, que es del 2,4%. La cifra total incluida en sus presupuestos de 2011 es 1.200 millones, de los que 355 son en deuda, con un déficit público del 1,3%. Los libros de la operación estarán abiertos desde el lunes 24 de enero hasta el 4 de febrero para los particulares, que pueden optar a los bonos con una inversión mínima de 1.000 euros, y de dos millones como máximo.

La captación de los nuevos fondos inmediatos permitirá acceder a créditos para asegurar la ejecución de proyectos e inversiones de 2011 y hacer fluir, además, liquidez a las menguadas arcas de las instituciones baleares, insulares y locales. Para atraer el capital de los particulares en el mercado minorista se cuenta con la colaboración de La Caixa, que liderará la operación, Sa Nostra, Banca March, Deustch Bank y Sabadell. "La emisión es para acceder a crédito rápido sin las complicaciones y restricciones en las entidades financieras", ha reseñado Manera a EL PAÍS.

Esta colocación de deuda balear está en línea con las efectuadas con éxito por la Generalitat de Catalunya, la Generalittat de la Comunidad Valenciana y País Vasco. Baleares pretende captar respaldo del capital privado en lo que se denomina oficiosamente bonos patrióticos, un compromiso de respaldo a la autonomía.

El Gobierno de balear de Francesc Antich está en minoría, desde febrero de 2010, con el único respaldo del PSOE y del Bloc. En 2011, la comunidad balear, tiene los presupuestos prorrogados por falta de apoyo suficiente desde la exclusión de Unió Mallorquina de los equipos de gestión pública por sus escándalos de corrupción. El PSOE y el PP no pudieron pactar un acuerdo ante las elecciones de mayo de este año.