Sector financiero

Santander cerrará una emisión de deuda a cinco años por 1.000 millones

El banco ofrece un sobreprecio de 2,25 puntos para superar las dudas sobre las finanzas del Estado

Ayer fue el BBVA y hoy le ha tocado el turno al banco Santander. La entidad presidida por Emilio Botín está realizando una emisión de deuda a cinco años por unos 1.000 millones de euros a un precio de 2,25 puntos sobre el nivel de referencia, que está en torno al 1,87%, según han informado a Bloomberg fuentes relacionadas con la operación. La entidad española, que destaca que la demanda registrada hasta ahora ha superado el importe previsto, está contando con la colaboración de Barclays, Citigroup, Goldman Sachs y LBBW.

Si hace más de un año, en mayo de 2009, pagó 1,20 puntos sobre el midswap (referencia que se utiliza para fijar los costes de las emisiones de deuda a cupón o interés fijo) por emitir títulos también a cinco años y abril le bastó con ofrecer 1,45 puntos para sus bonos a 3 años; la reavivación de las dudas sobre el país en los mercados de deuda y la penalización de los inversores a todos los valores con la marca España han pasado hoy factura a la entidad.

La prueba es que otras entidades, como la holandesa ING o la francesa BNP Paribas, han realizado emisiones de cédulas con una diferencial de 0,60puntos y 0,65 puntos respectivamente. No son bancos más solventes que el BBVA o el Santander, pero los inversores les piden un tipo mucho más bajo porque susrespectivos países son considerados más fiables y se financian a precios más bajos. Por ejemplo, el Tesoro holandés capta dinero al 2,06%y el francés al 2,27%, mientras que el español lo hace al 3,77%. Esta enorme diferencia es la que se traslada a las emisiones de las dos entidades españolas, que captan dinero cuatro veces más caro que sus rivales, un coste que les resta margen financiero.

Con estas dos nuevas emisiones, la anunciada por Banco Santander y la realizada por BBVA, se reabre la colocación de deuda privada en España, que se adelanta a las emisiones previstas por el Tesoro Público.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS