El precio de los pisos acelera su caída por el temor a un parón en las ventas en 2011

La vivienda aumenta al 2,2% su abaratamiento al cierre del tercer trimestre del año

El temor de los propietarios que quieren vender su casa a que el mercado sufra un parón importante en 2011 por el fin de las ayudas fiscales está acelerando la caída en el precio de la vivienda. Según el Índice de Precios de la Vivienda que ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), los pisos se han abaratado un 2,2% en el tercer trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2009, cuando a cierre de junio este descenso era del 0,9%.

Frente al segundo trimestre, el recorte es de igual proporción que en tasa interanual, lo que significa que la vivienda libre en España costaba de media un 2,2% a cierre de septiembre frente a junio. Además, también supone un cambio de tendencia, ya que el dato del trimestre anterior arrojaba una subida del 1,6%, principalmente por el impacto del nuevo tipo del IVA, que subió el 1 de julio del 16% al 18% para los pisos de primera mano.

Más información

Por tipo de inmueble, la vivienda nueva incrementó su descenso en cerca de un punto, ya que pasó de caer el 1,7% en el segundo trimestre a bajar un 2,6% entre julio y septiembre. En cuanto al precio de la vivienda de segunda mano, descendió un 1,8%, frente a la tasa del 0% que había registrado en el trimestre anterior. En cuanto a las comunidades, solo suben los precios en Extremadura y Melilla.

Los datos del tercer trimestre rompen la moderación que se había venido experimentando desde el segundo trimestre de 2009, cuando el precio de la vivienda alcanzó su descenso máximo, que fue del 7,7%. Este aparente frenazo llevó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero a afirmar que el abaratamiento de los pisos había tocado fondo . Pero en los últimos meses, las estadísticas están rebatiendo esta teoría.

La principal razón que explica este acelerón es la supresión a partir de enero de la deducción por la compra de vivienda para quienes tengan unas rentas superiores a los 24.100 euros anuales. Aunque la mayoría de los contribuyentes podrán seguir beneficiándose de ayudas fiscales, la medida ha animado a muchos posibles compradores a entrar en el mercado, lo que a su vez ha llevado a los vendedores a bajar los precios para aprovechar este momento de mayor demanda y no afrontar un 2011 que, según las previsiones, empezará con un fuerte parón en las ventas una vez se retire la deducción. No obstante, los malos datos de ventas conocidos esta semana indican que ese parón podría llegar incluso antes.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción