Caja Madrid y Bancaja acuerdan las condiciones para reducir casi 4.000 empleos

El SIP cuenta con un préstamo con dinero público de 4.465 millones de euros para afrontar los ajustes de plantillas.-Unos 1.400 trabajadores dejarán la entidad financiera valenciana

Caja Madrid, Bancaja, las cajas Insular de Canarias, Avila, Laietana, Segovia y Rioja han llegado a un acuerdo laboral en el que fijan las condiciones para acceder a una prejubilación, una baja indemnizada o una reducción de jornada, entre otras medidas con las que prevén reducir casi 4.000 empleos. Según informaron fuentes sindicales, el acuerdo se cerró esta madrugada y aunque no fija un objetivo concreto, marca los requisitos para cumplir con la previsión inicial de reducir la plantilla de las siete cajas en más de 3.800 personas.

En cuanto a las prejubilaciones, con las que se recibe el 95% del salario fijo, el acuerdo permite a los trabajadores que tengan 54 años al acabar 2010 solicitarla en los próximos 60 días con la condición de acceder a ella antes de que acabe 2012. Respecto a las bajas voluntarias, ofrece una indemnización de 45 días de salario por año de servicio, con lo que varía desde los 10.000 euros para los que tienen una antigüedad de hasta cinco años hasta un máximo de 30.000 euros para los que llevan más de dos décadas de servicios.

Más información
Bancaja aprueba el SIP con Caja Madrid y lidera la banca comercial
Caja Madrid y Bancaja tendrán que reducir sus gastos un 15%

Además, el acuerdo recoge la posibilidad de reducir la jornada laboral a la mitad y con ello, el sueldo en la misma proporción o la opción de pedir una suspensión voluntaria de contrato por un mínimo de tres años, ampliables a cinco. Y teniendo en cuenta la amplia distribución de los empleados de las siete entidades y la previsible movilidad geográfica con el cierre de oficinas, se acordó que los empleados tengan derecho a una indemnización siempre que haya más de 25 kilómetros desde su antiguo centro de trabajo hasta el nuevo. La compensación anual irá desde 4.000 euros hasta 22.000 euros en el caso de que haya una distancia de más de 300 kilómetros o el desplazamiento sea desde las islas a la Península. En el caso de Canarias, cambiar de centro de trabajo de una isla a otra tendrá una compensación anual de 18.000 euros.

Para afrontar el coste que supondrá estos ajustes de plantillas, el nuevo grupo, que prevé empezar a operar en enero de 2011 bajo un Sistema Institucional de Protección (SIP) que une los negocios de las siete cajas, cuenta con un préstamo con dinero público de 4.465 millones.

Acuerdo "muy satisfactorio"

En el caso concreto de Bancaja, serán alrededor de 1.400 de los 6.000 trabajadores actuales los que abandonarán la entidad financiera. El pacto ha sido considerado hoy como "muy satisfactorio" por José Julio Esteban, secretario general de la sección sindical de CC OO en Bancaja. "Es un gran acuerdo, tanto para los que se marchan como para los que se quedan", ha añadido. Unos 1.200 de los empleados de la entidad valenciana afectados por el acuerdo dejarán la entidad por medio de prejubilaciones a partir de los 54 años, que cobrarán el 95% del salario hasta la edad de retiro obligatorio. El resto, que se estiman en unos 200, lo harán mediante distintas fórmulas de bajas incentivadas y reducción de jornada.

El acuerdo es favorable para los que se quedan, ha señalado Esteban, porque supone equiparar la escala salarial de los que menos cobran con la de quienes más perciben. Se establece asimismo una nueva forma de promoción profesional y se introducen mecanismos para premiar la productividad. Estos dos últimos elementos deberán estar listos en el plazo de tres años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS