Bancos y cajas afirman que la tasa de Zapatero es inútil para luchar contra la pobreza

El sector opina que "no resuelve los problemas" y advierte de que encarecería el crédito para las familias y empresas

Directivos de cajas de ahorros y banqueros coinciden en rechazar una tasa sobre las transacciones financieras propuesta ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la ONU. La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) considera que "no resuelve los problemas económicos" a los que se enfrenta y advierte de que "solo servirá para encarecer el crédito para las familias y las empresas".

Las entidades, en línea con lo que dijeron hace unos días en una rueda de prensa creen que, si se aplicara, "el efecto recaería sobre el ciudadano, que es quien hace frente a cualquier tasa o coste añadido que se pudiera imponer sobre las transacciones".

De la misma opinión es Emilio Botín, quien hace solo unos días aseguró: "Los impuestos al sector financiero no son la medida adecuada". Según añadió, "no resuelven ninguna de las causas que originaron la crisis". Incluso fue más lejos al decir que cualquier impuesto especial a la banca "sería un obstáculo a la recuperación".

Más información

Entre los banqueros cuestionan la manera técnica de aplicar este impuesto y afirman que si no se implantara en una gran mayoría de países no serviría para nada porque las transacciones financieras son fáciles de desubicar. Desde el Gobierno, la propia ministra de Economía, Elena Salgado, aunque opina que es una "buena idea", también admite que es "complicada de llevar a la práctica". "Siempre hemos dicho que una tasa sobre las transacciones financieras debería ser internacional", ha declarado desde Bruselas la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde.

Además, los bancos y las cajas no se consideran responsables de la crisis financiera internacional. "En España no se originó esta hecatombe", recuerdan. "El sector estaba más sano que el de otros países donde han quebrado muchas entidades, lo lógico sería que pagaran ellas", comentan desde una caja. Otro banquero apunta que la tasa podría frenar el comercio internacional y penalizar, precisamente, a los países del Tercer Mundo "a los que dice querer ayudar".

Incluso añaden que entre los Objetivos del Milenio no está "regar de dinero a los países pobres, sino transformar las sociedades para que sean capaces de cambiar y salir de la pobreza". En privado, los ejecutivos añaden que la propuesta de Zapatero más parece una medida de cara a la galería. "No tiene visos de salir a la luz y le puede salir gratis en un vísperas a la huelga", han matizado.

Lo más visto en...

Top 50